El Gobierno Federal aún no define las reglas de participación para Refinería de Dos Bocas, Tren Maya y el Corredor Transístmico.

El Gobierno Federal aún no define las reglas de participación para Refinería de Dos Bocas, Tren Maya y el Corredor Transístmico.

El sector de la construcción en México se dijo dispuesto a trabajar en las grandes obras de infraestructura de la presente administración; sin embargo, todavía faltan que se definan las reglas de participación para la Refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el Corredor Transístmico.

“Estamos esperando conocer el proyecto ejecutivo definitivo. El del Tren Maya, del (Tren del) Itsmo, y también de la Refinería. Tenemos empresas que quieren participar. A lo mejor no representamos a los inversionistas, pero sí representamos a los constructores que generan empleo y que activan la economía”, destacó Eduardo Ramírez Leal, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC).

Durante un encuentro con medios en el que se dio a conocer la realización de una serie de foros para proponer una serie de cambios a la Ley de Obra Pública federal en diversas entidades del país, Ramírez Leal dijo que los constructores también levantaron la mano para trabajar, de ser posible, como competidores de la Secretaría de la Defensa Nacional ante la realización de un eventual aeropuerto en Santa Lucía, en Zumpango, Estado de México “Si está la Secretaría de la Defensa, queremos competir con ellos”.

Sobre una plática que mantuvieron con el nuevo coordinador del Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico de México, expresó que“Alfonso Romo ofreció que iba a platicar con el Presidente  de la República y que lo iba a comentar con el secretario (de Comunicaciones y Transportes) porque es evidente, se va a invertir una gran cantidad de dinero. Y ojalá las obras no se concentren”.

Finalmente se dio a conocer que a enero de 2019, según los datos de Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción (CEESCO), la inflación en enero fue de 4.7% y los materiales para la construcción presentan una inflación de 8.6% anualizado. “Aparentemente no hay tanta incertidumbre en el costo de los materiales, aunque el acero ha generado un poquito de problema”.