Un análisis de BSA The Software Alliance asegura que las megaobras requieren de una planeación con base en temas de seguridad digital y sistemas cibernéticos.

Un análisis de BSA The Software Alliance asegura que las megaobras requieren de una planeación con base en temas de seguridad digital y sistemas cibernéticos.

Los proyectos propuestos por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador obligan a que el tema de la ciberseguridad se tome como una prioridad. Y es que las iniciativas como el acercamiento de los servicios financieros y las telecomunicaciones a las comunidades más alejadas; así como la reducción de la pobreza, el combate a la corrupción y la construcción del Tren Maya, requieren que la ciberseguridad sea predominante en su diseño, de acuerdo con Kiyoshi Tsuru, director en México de BSA The Software Alliance.

De igual forma, Tsuru enlistó algunos de los proyectos impulsados por la actual administración: como el acercar los sistemas financieros a la población que no tienen acceso a estos, lo mismo que las telecomunicaciones y el servicio de internet, y dijo que muy probablemente estos se logren a través de soluciones de Tecnologías de la Información (TI), por lo que para que sean efectivas es necesario contar con un ecosistema de seguridad cibernética.

Hizo también referencia al combate a la corrupción, para el cual dijo que era necesaria información actualizada, veraz y confiable que debe estar libre de ataques que puedan ponerla en riesgo. Añadió que en el caso de la reducción de los índices de pobreza, para acercar a la población las oportunidades de educación y empleo necesarias, la ruta más efectiva es también la de las tecnologías de la información. “La seguridad cibernética es un elemento subyacente en todas estas iniciativas de la administración y no es una cuestión accesoria”, dijo Tsuru en conversación con medios de comunicación.