Canadevi, señaló que los casi mil desarrolladores afiliados a la cámara, se encuentran listos para iniciar operaciones lo más pronto posible.

1 No me gusta0

Después de adoptar las medidas de seguridad necesarias y así evitar focos de infección del COVID-19 en los espacios de trabajo, los casi mil desarrolladores afiliados a la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) se encuentran listos para iniciar operaciones lo más pronto posible. Gonzalo Méndez Dávalos, presidente del organismo, dijo que "están listos para trabajar, incluso están 'desesperados por arrancar nuevamente”. Añadió que adoptaron protocolos puntuales de cómo van a trabajar las obras, ya sea en espacio abierto o la construcción de edificios; de cómo van a recibir a la gente.

Indicó que desde el inicio de la contingencia, la industria tenía que haberse considerado como una actividad esencial, pues con el freno, varias empresas del ramo en la actualidad se encuentran en peligro de subsistir. “Es esencial por su capacidad de generar empleo, bienestar, progreso, riqueza para mover la economía. Porque somos una industria tractor, que arrastra a 37 de las 42 ramas de la economía”.

Méndez Dávalos añadió a El Economista, que para atender los problemas de liquidez de las empresas afiliadas a la Canadevi, se buscaron esquemas con la banca comercial y con la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), para apoyarlas en esta contingencia. Asimismo, apuntó que se busca flexibilizar el tema del puntaje para derechohabientes del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores(Infonavit), con el fin de incentivar la demanda de vivienda.