Esta industria representa uno de los retos más grandes, debido a la diferencia de tamaños de las empresas, las edificaciones y la dispersión que tienen en el país, señaló el IMSS.

1 No me gusta0

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) firmaron el 'Protocolo para el Regreso Seguro a las obras de Construcción', que emitió la organización en mayo pasado. De esta forma, se formalizan las bases y mecanismos de colaboración conjunta entre los organismos, dentro de sus atribuciones y competencias, para que las constructoras lleven a cabo el proceso de Autoevaluación de Seguridad Sanitaria decretada por las autoridades.

En una reunión virtual, Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), expresó que “la construcción impacta en 185 de las ramas productivas a nivel nacional, y es el tercer generador de empleo en el país; por ello, la importancia de este convenio que permitirá mejorar aún más las acciones y la colaboración en el cumplimiento de los protocolos de seguridad”.

Por su parte, Zoé Robledo, director general del IMSS, consideró que esta industria representa uno de los retos más grandes, debido a la diferencia de tamaños de las empresas, las edificaciones y la dispersión que tienen en el país. Sin embargo, también es uno de los sectores que más contribuye a la economía y el bienestar de la población.

A su vez, Claudia Laura Vázquez Espinoza, directora de Innovación y Desarrollo Tecnológico del Seguro Social, indicó que al 11 de junio se registraron 18 mil 110 empresas de la construcción en la Plataforma Nueva Normalidad, lo que representa un acumulado de un millón 749 mil 319 empleados.