La nueva gobernadora considera la ampliación de seis carriles en la carretera de Colima a Manzanillo o la conclusión de la carretera trasvolcánica.

2 No me gusta0

La nueva administración de Colima considera nuevas obras de infraestructura pública, como la ampliación de seis carriles en la carretera de Colima a Manzanillo, la conclusión de la carretera trasvolcánica y la creación de una carretera que comunique a Colima con Uruapan, Michoacán.

En una reunión con Jorge Arganis Díaz Leal, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Indira Vizcaíno Silva, gobernadora electa de Colima, también manifestó la importancia de ampliar el puerto de Manzanillo para atender la demanda de desarrollo que experimenta el estado.

Esto, ante la llegada de nuevas inversiones, que se traducirán en la creación de nuevas fuentes de trabajo, las cuales impulsarán la reactivación económica de Manzanillo, y de forma general, las obras impulsarán la generación de empleos.

De acuerdo con una publicación de Milenio, la funcionaria reiteró al titular de la SCT la disposición de seguir sumando esfuerzos en torno a la planeación y ejecución de proyectos que contribuyan a detonar el potencial de Colima en esta transformación.

En marzo, se anunció que las empresas constructoras RECSA y DYNFRA desarrollarían un libramiento para enlazar los tramos carreteros Guadalajara–Colima y Colima-Manzanillo, con una inversión de más de 2 mil millones de pesos (mdp).

La recuperación de la inversión se consideró por medio del cobro de peaje, teniendo la concesión para su operación durante un periodo de 30 años. Asimismo, el proyecto favorecerá a la creación de 1,000 empleos directos y más de 4,000 mil indirectos durante la construcción.