|  

Los operadores buscarán estrategias que pueden hacer una gran diferencia a la hora de abordar la crisis climática y la sostenibilidad.

4 No me gusta1

Para especialistas, las tendencias del Centro de datos en el 2022 considerarán una drástica agilización en las medidas relacionadas con hacer frente a la crisis climática y la sostenibilidad.

Los operadores de centros de datos buscarán activamente estrategias que pueden hacer una gran diferencia a la hora de abordar la crisis climática, mencionó Rob Johnson, director ejecutivo de Vertiv.

“De nuestra parte, continuamos enfocándonos en la eficiencia energética en todo nuestro portafolio, así como en tecnologías de energías alternativas y renovables, y fuentes de energía sin emisiones de carbono”.

Esto, con el fin de dar prioridad a tecnologías de free-cooling con agua y asociarse con los líderes de investigación y clientes para concentrarse en esfuerzos de sostenibilidad significativos, dijo el directivo.

Tendencias 2022:

-Hacer frente a la sostenibilidad y la crisis climática. La industria ha adoptado medidas en búsqueda de prácticas más amigables con el clima, pero los operadores se unirán de forma más resuelta en el 2022. Se adoptarán estrategias de energía sostenible que utilicen una solución digital que ajuste el consumo energético con una energía 100% renovable y operen con energía sostenible 24×7.

-La IA se hace realidad. A medida que las actuales redes se vuelven más complejas y más distribuidas, y las demandas del metaverso de realidad aumentada y virtual alcanzan mayor importancia, la necesidad de computación y toma de decisiones en tiempo real se volverá más crítica. La inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático serán críticos para optimizar el rendimiento de las diferentes redes.

-El centro de datos pospandémico. Está en marcha la construcción de un nuevo centro con un valor de 2,9 gigavatios, frente a los 1,6 gigavatios de 2020; serán los primeros centros construidos para satisfacer las necesidades posteriores a la pandemia. Habrá más actividad en el borde de la red, donde VMware proyecta un cambio drástico en la distribución de las cargas de trabajo, del 5 actual al 30% durante los próximos 5 años.

-Impulso hacia la integración. Se verá el siguiente paso en la integración a medida que los centros colaboren con los proveedores para una mejor integración de los sistemas más grandes, por ejemplo, todos los componentes de la infraestructura de potencia y ofrecer una interoperabilidad perfecta. Los beneficios de la integración incluyen menores costos de construcción, de implementación, gestión flexible de capacidad y la aplicación del mismo enfoque en sistemas más grandes ofrece velocidad.