La Asociación Nacional de Profesionales Hispanos de Bienes Raíces, señaló que antes del estallido por el coronavirus, las cifras de nuevos propietarios en el primer trimestre de 2020 eran muy positivas para los latinos.

0 No me gusta0

La pandemia del Covid-19, ha tenido un fuerte impacto en muchos sectores del mundo, siendo el sector inmobiliario nacional uno de los afectado. Expertos del sector aseguran que los consumidores hispanos tendrán un papel muy importante para la recuperación de la misma. 

Noerena Limón, de la Asociación Nacional de Profesionales Hispanos de Bienes Raíces (NAHREP, en inglés), señaló que “el mercado permanece fuerte, (...) cuenta con el empuje de millares de hispanos que forman hogares y aspiran a la casa propia".

Asimismo, la analista explicó que los efectos por la paralización de la vida económica en el mercado inmobiliario no se asemejan a la recesión de 2008, provocada por el colapso de la burbuja inmobiliaria. A lo que resaltó que esta vez el crédito al consumo está protegido, el inventario de viviendas es limitado, los precios se han mantenido relativamente estables, y también se ha conservado el valor de las propiedades en la mayoría de los casos, señaló. “El mercado inmobiliario será clave en la revitalización de la economía del país después de la pandemia”, dijo Limón.

De acuerdo a datos de NAHRE, en los últimos 10 años, el 51,6 % del total de nuevos propietarios de viviendas en Estados Unidos han sido latinos. Por su parte, según cifras del Informe sobre el Estado de las Propiedades Hispanas de Vivienda en 2019, los hispanos son el grupo étnico que crece más rápido en el país y tienden a comprar una vivienda a temprana edad.

Notándose un crecimiento en casi todos los mercados inmobiliarios del país, en particular en Texas, California, Nueva York, Arizona y Ohio. “Somos optimistas y creemos que ese impulso podrá recuperarse”, dijo Limón.

La analista de la NAHREP agregó que, antes del estallido por el coronavirus, las cifras de nuevos propietarios en el primer trimestre de 2020 eran muy positivas para los latinos, con una tasa de 48,9% fue el mejor trimestre de comienzo de año desde 2008. "El futuro del mercado inmobiliario no será el mismo que en las décadas pasadas, en particular porque la pérdida actual de empleos convertirá en trabajadores autónomos a muchos de los que busquen una hipoteca", puntualizó Limón.