Durante el segundo trimestre de 2020, la emergencia sanitaria repercutió en una contracción de -9.3% en los ingresos totales de Fibra UNO con respecto al mismo periodo del año anterior.

6 No me gusta1

La emergencia sanitaria repercutió en una contracción de -9.3% en los ingresos totales de Fibra UNO (FUNO) durante el segundo trimestre de 2020 (2T20) respecto al mismo periodo del año anterior, y de -16.8% respecto al 1T20, en tanto la ocupación disminuyó 70 puntos base secuencialmente para ubicarse en 93.8%, de acuerdo con el reporte que el fideicomiso hizo público a través de la Bolsa Mexicana de Valores.

El ingreso operativo neto retrocedió -13.4% en términos anuales y -22% respecto al 1T20, mientras que su área bruta rentable repuntó 18.6% en relación al 2T19 para ubicarse en 10.35 millones de metros cuadrados a través de un portafolio de 647 propiedades.

André El-Mann, CEO de FUNO señaló que “resumiendo los resultados financieros de trimestre, estamos enfrentando una reducción en los ingresos variables, una reducción en los ingresos por rentas (ya sea por descuentos, aplazamientos de pagos o la desafortunada consecuencia de las crisis: la incapacidad de pago de nuestros clientes). Quiero enfatizar que nuestros esfuerzos para apoyar a nuestros clientes están basados en 3 principios: primero, hacer lo posible para asegurar que nuestros inquilinos puedan regresar a operar lo antes posible, segundo, asegurarnos de minimizar el costo absoluto de los apoyos por COVID-19 a nuestra compañía, y tercero, asegurarnos que nuestras cuentas por cobrar estén bajo control”.

Agregó que desde el punto de vista operativo, la ocupación disminuyó 70 pb secuencialmente. “Tenemos leasing spreads positivos en pesos en todos los segmentos, así como un incremento por arriba de inflación en las rentas de propiedades constantes, que era nuestra expectativa dada la dinámica de nuestra industria y la dolarización de costo de reposición y el valor de los bienes raíces en México. Los leasing spreads en dólares fueron negativos en el segmento de oficinas como se esperaba, el segmento comercial fue positivo y el segmento industrial permaneció estable. Con la información y visibilidad que tenemos hoy, creemos que la peor parte de la crisis ya sucedió y desde un punto de vista financiero y macroeconómico estamos avanzando hacia la recuperación. Me complace poder mostrar un trimestre operativo tan fuerte en medio de esta tormenta”, afirmó El-Mann.

Sobre la ocupación del portafolio, FUNO señaló que el segmento industrial tuvo una ocupación de 96.2%, con una disminución de 70 pb respecto al 1T20; el segmento comercial reportó 92.2%, que significó 80 pb por debajo del 1T20; el segmento de oficinas tuvo una ocupación de 81.8%, para una disminución de 120 pb respecto al 1T20; finalmente, el segmento otros reportó 99.7%, manteniéndose estable respecto al trimestre anterior.

Las rentas por cobrar del 2T20 se incrementaron 16.9% (+331.1 mdp) respecto al primer trimestre, para llegar a 2 mil 289.3 mdp, como efecto de los acuerdos de diferimiento de pagos de diversos clientes y por el retraso en los pagos de otros inquilinos derivados de la crisis del Covid-19. Debido al reporte positivo en medio del difícil entorno, FUNO decidió pagar el 110% del FFO (distribución) de este trimestre. Utilizaron el efectivo de los resultados de las operaciones del 2T20, así como el efectivo del dividendo retenido durante el 1T20, para pagar la distribución de este trimestre.