La propuesta de la diputada Paula Soto reformaría el Código Civil y la Ley de Desarrollo Urbano y Vivienda de la CDMX.

2 No me gusta0

Debido a que durante varias administraciones se incrementaron las construcciones, donde ‘algunos’ desarrollos inmobiliarios que no cumplieron con las normas, la diputada de Morena, Paula Soto, presentó una iniciativa en el Congreso de la Ciudad de México para prohibir las preventas de inmuebles en la capital. 

“Presenté una iniciativa para que los nuevos desarrollos de departamentos, oficinas, de lo que sea, no puedan comenzar a firmar contratos de compraventa, hasta que no cumplan con un requisito, que al día de hoy existe, que son los permisos de uso y ocupación que otorgan las alcaldías, informó en su programa “De coto con la Soto” que hace en colaboración con el Concejal Marco Romero. 

Argumento que cuando se busca un departamento o una vivienda, cuando se quiere nuevo, en algunos casos “se está comprando aire o solo los proyectos (…) ni siquiera pusieron los cimientos y ya están vendiendo” 

“Tú le crees al desarrollador, le crees a la inmobiliaria, que este desarrollo va a cumplir con todas las normas. El tema es que al final, no lo sabes (…) no cumplen con la altura, con los pisos y la gente pide demoler los pisos de más (…) pero no pueden (…) porque tienen dueño”, argumentó.

Dijo que para ello propuso una reforma al Código Civil y la Ley de Desarrollo Urbano para que ninguna inmobiliaria, ningún nuevo desarrollo firme ningún contrato de compra-venta, hasta no contar con este permiso de ocupación y que en caso de que no se cumpla, se destruyan los pisos que están construidos.

Levanta ámpula

Sin presentar cifras de denuncias, datos concretos o nombres de las desarrolladoras que incumplen, la diputada afirmó que “los intereses salen a flote de manera insospechada (…) la iniciativa sí ha levantado ámpulas”. 

La anterior propuesta se suma a otras propuestas del Congreso de la CDMX, que en su momento apoyaban la invasión de predios o inmuebles por parte de los propios ocupantes de inmuebles; la de extinción de dominio, que permitía inculpar a los dueños de inmuebles si un ocupante estaba envuelto en un ilícito, en perjuicio del propietario; la de hacer testamentos a mano y otras propuestas inmobiliarias, las cuales en su mayoría han sido desechadas. 

Por su parte, Yuri Zagorin, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) Valle de México, señaló que esta iniciativa sería un duro golpe a la industria, pues encarecería hasta 40% la vivienda media y residencial y aseguró que sería contraria a las iniciativas del Gobierno de Claudia Sheinbaum para promover la vivienda de menor valor. Este medio buscó a la diputada y hasta el momento no ha recibido contestación. 

/Con información de El Financiero y “De Coto con la Soto” en Facebook. /