Solili agrega que las manufacturas, sectores automotriz, manufacturero, retail, robótica y automatización asiática y de EU impulsaron al segmento.

4 No me gusta1

En el segmento Real Estate industrial a mayo, los principales indicadores dejan ver panorama al primer semestre del año, como antesala a las votaciones en México. Los capitales estarán atentos, no solo de los resultados, sino a la inclinación que el gobierno actual marque para garantizar la seguridad de las inversiones.

Otro fundamental para las inversiones es el desempeño de la economía de EU, donde Biden buscará incentivar con más de 6 mil millones de dólares para el año fiscal 2022 en infraestructura y obras de reconstrucción social. Parte de esas políticas ayudaron a la economía mexicana y han influido en el dinamismo del sector industrial.

Si evaluamos la inversión extranjera directa (IED) al cierre del 1T 2021, la cifra preliminar de 11,864 millones de USD refleja una contracción del 29.2% comparada con la cifra definitiva al cierre 1T 2020, según la Secretaría de Economía. Esta contracción del 50% se presentó en reinversión.

Calificadoras y financieras del país manejan escenarios promedios del 6% que mitigan el descenso del 8.5% registrado al cierre del 2020.

En cuanto al Indicador de Actividad Industrial, publicado por el INEGI en su última actualización al 12 de mayo 2020, las cifras al cierre de marzo 2020 reportan un incremento mensual de 0.7% y anual del 1.5%.

De acuerdo con cifras de Solili, la demanda bruta industrial a nivel nacional fue de 354 mil metros cuadrados durante el mes de mayo, que suman 804 mil metros cuadrados para abril-mayo. Durante el 1T21, la demanda total fue de 1.2 millones de metros cuadrados, por lo que se espera que para el segundo trimestre las cifras sean superiores y reporten incrementos de entre 10 y 15%.

Por regiones

El mercado de CDMX concentra la mayor parte de la demanda nacional y para abril-mayo representó el 21% de la demanda total del país. Entre los corredores que más destacaron se encuentra Tepotzotlán con 68%, seguido por Cuautitlán y Toluca.

Monterrey y Tijuana, registraron a mayo una demanda bruta de 56 mil metros cuadrados y 44 mil metros cuadrados, respectivamente, con los sectores automotriz, manufacturero y retail con mayor actividad.

En arrendamiento, destaca Saltillo, con 85 mil metros cuadrados, impulsada por desarrollos hechos a la medida, o Built-to-suit, para empresas manufactureras. 

En Guadalajara, al 1T21 mostró niveles históricos de demanda. Alcanzó en mayo poco más de 19 mil metros cuadrados de demanda industrial, pero al sumar valores del periodo abril-mayo la cifra es de casi 50 mil metros cuadrados.

San Luis Potosí y Aguascalientes, continuaron en la preferencia de capitales extranjeros para invertir. SLP alcanzó los 19 mil metros cuadrados, mientras que Aguascalientes poco más de 13 mil metros cuadrados impulsados por inversiones asiáticas y norteamericanas con proyectos en robótica y automatización.

Reynosa alcanzó en mayo los 33 mil metros cuadrados en naves especulativas; Mexicali en mayo cerró con 8 mil metros cuadrados en el corredor Mexicali-San Luis Colorado. 

Con escasos movimientos estuvieron Ciudad Juárez, Querétaro y Chihuahua, sin embargo, hay negociaciones avanzadas en Ciudad Juárez, en donde se espera en junio se coloquen.  

La nueva oferta industrial, es decir, lo que pasó de estar en construcción al inventario existente, en mayo fue de 123 mil metros cuadrados a nivel nacional, con 80% de esta nueva oferta en Querétaro, Ciudad Juárez y Monterrey. 

Destaca Guanajuato que finalizó el mes con 12 mil metros cuadrados en total, correspondientes a empresas de manufactura.

En mercados con fuerte vocación manufacturera como Saltillo, San Luis Potosí o Aguascalientes, el tipo de construcción en su mayoría fue BTS, mientras que en Monterrey, Tijuana, Ciudad de México y Guadalajara; predominaron proyectos especulativos.

El indicador de desocupación durante mayo pasó de 45 mil metros cuadrados en abril a 200 mil metros cuadrados al finalizar mayo. Este indicador fue favorecido por el incremento de espacios desocupados en el mercado de la Ciudad de México, que concentró casi 50% del total.