Posterior a la pandemia, la actividad en los centros comerciales o malls recobra dinamismo. Las reaperturas han dado cuenta del ímpetu de los consumidores por retomar sus hábitos.

5 No me gusta2

A pesar del cierre y la drástica reducción del aforo de las tiendas, no ha habido una salida destacada de marcas en centros comerciales. Tanto propietarios como inquilinos han resistido a pesar de la incertidumbre sobre la duración de la pandemia.

A medida que se va a estabilizando el retail, estamos viendo un resurgimiento de los hábitos de consumo previos a la irrupción del covid-19. En cuanto al e-commerce, se pronostica que se va a retomar su ritmo de crecimiento normal, que se disparó durante el último año debido a que la gente se vio obligada a hacer prácticamente todas sus compras en línea.

El e-commerce seguirá registrando un crecimiento más razonable. Por ejemplo, hubo productos que incrementaron su demanda durante la pandemia como las cajas de cartón debido a la cantidad de envíos que se realizaron por paquetería.

Posterior a la crisis, el gran ganador fue la logística, pues la demanda de espacios industriales para centros de distribución continuará. “Es posible que veas los productos en una tienda y te los manden desde un centro de distribución”. Sin embargo, habrá cosas que se quedarán como la sana distancia, el programar “cita para evitar filas” y los menús con código QR en los restaurantes.

En cuanto a los programas de apoyo que se dieron a segmentos como los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (FIBRAS), se debieron a factores coyunturales, y con la vuelta a la normalidad los inquilinos van a tener que volver a pagar renta al retomar las ventas de forma normal. Al reactivarse las ventas, regresarán las condiciones de arrendamiento.

Se espera que los precios de renta volverán al mismo nivel en que estaban antes de la pandemia. Al no haber habido una gran oferta de espacios, la disminución no fue tan drástica. Respecto a los proyectos próximos a inaugurarse, aseguró que ninguno se detuvo o se canceló, simplemente se pospusieron.

Otro tema importante en el segmento retail fue que se administraron los tiempos de algunos proyectos, por ejemplo en Encuentro Oceanía, la apertura estaba prevista para abril del 2020, y se abrió ahora en marzo del 2021.,

En resumen, el planteamiento es que el comportamiento del consumidor será más parecido al que tenía antes de la pandemia, aunque hay cosas rescatables. Por todo ello, el panorama luce promisorio.

“Las ventas han mejorado, y esto lo han reportado incluso organismos como la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), y en general vemos un panorama bastante bueno”, señala Luis Llaca, 1st VP Retail para México y Latam de CBRE.