En caso que las empresas que no cumplan, podría traer multas y sanciones de 250 a 5,000 Unidades de Medida de Actualización (UMA) o equivalentes a 21 mil 720 pesos hasta los 434 mil 400 pesos.

1 No me gusta0

Con el objetivo de identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosocial, promover un entorno organizacional favorable en centros de trabajo y que aplica de igual forma a los empleados que realicen sus actividades desde el hogar, entró en vigor la NOM-35.

La normativa, que entró en vigor desde el 23 de octubre del 2020 y que fue emitida por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) ya rige en todo el territorio nacional y todos los centros de trabajo, incluida la casa.

Sin embargo, un análisis realizado por la división de Servicios Corporativos Globales (GCS, por sus siglas en inglés), subraya que la NOM no es lo suficientemente específica, ya que contempla rubros difíciles de aplicar, sobre todo porque el patrón puede influenciar el ambiente físico de trabajo en el hogar y sus horarios solo en cierta medida.

Entre las carencias de la NOM-35  para el trabajo desde casa destacan:

  • Contar con condiciones de trabajo seguras

¿Hasta dónde debe tener injerencia el empleador en las condiciones físicas y de operación de las casas de los empleados?, especialmente por temas de privacidad y presupuesto.

  • No incurrir con cargas excesivas de trabajo

¿Hasta dónde puede la totalidad de empresas controlar las cargas remotamente y la autoridad monitorearlo, más allá que por “percepción”?

  • No exceder las jornadas o turnos laborales establecidos por la Ley Federal de Trabajo

¿Cómo pueden las empresas monitorear los horarios de trabajo de manera eficiente y la autoridad monitorearlo, más allá que por “percepción”?

  • Que exista un adecuado equilibrio entre trabajo y vida personal

¿Cómo se puede dimensionar de manera efectiva, sin ser subjetivo?

De acuerdo con un estudio publicado por Universidad Autónoma de México, el 85% de las organizaciones mexicanas no tienen las condiciones adecuadas para que sus colaboradores tengan un balance entre vida personal y trabajo, lo cual propicia trastornos físicos y psicológicos.

“La NOM surgió para reconocer factores de riesgo psicosocial que pueden afectar los ciclos de sueño y el bienestar de los trabajadores ocasionando ansiedad, estrés, depresión u otros problemas psicológicos”, señaló Sergio Pérez, director ejecutivo de Cuentas Corporativas en América Latina de Newmark.

Agregó que ante ello, las empresas deben realizar encuestas y/o estudios a los empleados para medir su estado emocional y físico, ya sea dentro de la oficina o en la modalidad de home office para documentar el cumplimiento de la norma o tomar acción correctiva.

Para ello, sugirió contar con condiciones de trabajo seguras; no incurrir con cargas excesivas de trabajo; no exceder las jornadas o turnos laborales establecidos por la Ley Federal de Trabajo (LFT); y finalmente, que exista equilibrio entre trabajo y vida personal.

En caso que las empresas que no cumplan con la NOM-035 podría traer multas conforme dictamina el Artículo 994, Fracción V de la LFT referente a las normas de seguridad e higiene en el trabajo, el cual establece sanciones de 250 a 5,000 Unidades de Medida de Actualización (UMA) equivalentes  a multas desde los 21 mil 720 pesos hasta los 434 mil 400 pesos.