Este objetivo está trazado hacia el 2030 y es parte de su estrategia de sostenibilidad.

2 No me gusta0

Según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la energía consumida en los edificios genera alrededor del 30% de los GEI.

Por lo anterior, el fideicomiso de inversión en bienes raíces (Fibra), que cuenta con un portafolio con cerca de 10.8 millones de metros cuadrados de área rentable, señala que tiene “la responsabilidad de medir, monitorear, reducir y mitigar las  emisiones de gases de efecto invernadero”.

“Identificar, monitorear y mitigar nuestros riesgos ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) ha sido clave para nuestro modelo de negocio, y prueba de ello fue la resiliencia que mostramos durante esta crisis y el hecho de que no recortamos, sino que continuamos invirtiendo en nuestros compromisos ambientales y sociales”; manifestó en su último reporte financiero André El-Mann, CEO de Funo.

Abundó que han donado más de 58 millones de pesos en iniciativas sociales, beneficiando a más de 15,000 personas de forma directa y a 814,000 de forma indirecta. 

Además, han publicado su informe de sostenibilidad de 2020 en el que se informa sobre el avance de sus objetivos, como ha sido la disminución en la intensidad energética del 36.6%, el 51.4% en la intensidad de agua y el 43% en las emisiones en comparación con la base registrada en el 2018. 

Funo lleva a cabo el cálculo de la cantidad de emisiones generadas por metro cuadrado ocupado en los inmuebles que tiene bajo arrendamiento, ya que este indicador permite conocer las emisiones generadas respecto a la ocupación de sus propiedades y brinda una idea real de la eficiencia de emisiones en nuestros inmuebles

En su estrategia de sostenibilidad, la empresa detalla que el 4.5% de la reducción de su intensidad energética se debe en un 86% al esfuerzo de Fibra Uno y 14% a la respuesta de sus inquilinos y su compromiso en la implementación de buenas prácticas en sus espacios, como apagar las luces y equipos cuando salen de la oficina, implementar sistemas de transporte colectivo para sus empleados, reducir el número de ascensores utilizados fuera del horario comercial, por mencionar algunas acciones.

Ejemplo de lo anterior es que hasta el año pasado habían sido instaladas en sus inmuebles de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey 102 estaciones de carga para vehículos eléctricos, en alianza con distintas empresas automotrices.

En materia de gobierno corporativo Incluyeron dos nuevos objetivos en el plan estratégico: aumentar en al menos una mujer la diversidad de género en el Comité Técnico, así como incluir capacitaciones y actualizaciones estratégicas y recurrentes en temas ASG para el Comité Técnico.

Además, actualmente tienen cuatro proyectos registrados ante US Green Building Council (USGBC) para la obtención de la certificación LEED O+M, que representa 21% de su meta por certificar 1 millón de metros cuadrados adicionales.

Dichos inmuebles corresponden a la conocida Torre Mexicana, Corporativo Samara, Punta Santa Fe y Torre Cuarzo, ubicados en la Ciudad de México.