|  

Finalizó la jornada nacional de cancelación de garantías hipotecarias en 45 días; estados como Nayarit y Baja California registraron jornadas dobles.

1 No me gusta0

 

El Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste) finalizó la Jornada de cancelación de garantías hipotecarias en 45 días, la cual otorgó 5 mil 16 escrituras, de las cuales más de mil ingresaron a trámite el primer trimestre de este año.

El organismo dijo que la Subdirección de asuntos jurídicos y los Departamentos de vivienda de distintos estados cumplieron la meta en el tiempo planeado. En Nayarit y Baja California, se llevaron a cabo jornadas dobles, y en Tabasco y Yucatán, se programaron varias fechas de atención entre marzo y abril.

 

La jornada inició la primera semana de marzo e incrementó el número de apoderados legales facultados a suscribir los instrumentos que formalizan la posesión legal de una vivienda.

 

A la fecha, el Fovissste registra un avance de escrituración para 108 mil 461 viviendas, que corresponde a casi un 92% del universo total, de acuerdo con información de Milenio. Además, hace unos días, el fondo dijo que impulsa la liquidación anticipada de hipotecas.

“Con el propósito de ofrecer más facilidades a los derechohabientes interesados en liberar su crédito hipotecario, el Fovissste aprobó nuevos criterios de elegibilidad y modificó la mecánica de operación del programa Liquidación de 10, que beneficiará a más de 10 mil acreditados anualmente”.

 

 

Se aprobó el cambio para quien cumpla con los requisitos, obtenga la liberación de todo gravamen que les permita obtener la escritura de su patrimonio. La inclusión a este beneficio será automática para los acreditados con un saldo menor del 10% del monto original otorgado.

Esta iniciativa estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2024 y aplicará para quien tenga un préstamo vigente con 90% de su adeudo pagado, que disponga de un crédito, sin ningún proceso de reestructuración ni tampoco en estatus de emproblemado o mancomunado, y que el préstamo sea mayor al importe de la obligación de pago mensual, multiplicada por dos.