El crecimiento de llegadas internacionales a los principales destinos turísticos del país ha detonado un efecto domino muy favorecedor en el sector turístico, llegando incluso a registrar máximos históricos que posicionan a México como el 6º país más visitado del mundo.

Durante los primeros cinco meses del 2018, el flujo de visitantes creció 9.6%, con la llegada de 17.3 millones de extranjeros, quienes generaron una derrama económica por 9.7 mil millones de dólares, es decir, un crecimiento de 4.6por ciento, señaló el secretario de Turismo vía Twitter, con información del Banco de México (Banxico).

Mientras que la ocupación de cuartos promedio fue de 246,000 por día en dicho periodo, lo que ha generado un incremento de plazas directas en el sector de 4.11 por ciento.

Al cierre del año pasado, el ingreso de divisas al país alcanzó los 21.3 mil millones de dólares (mdd); la conectividad aérea creció 39.3% en arribos internacionales; y la ocupación hotelera albergo a 235 millones de personas.