Las autoridades del lugar, señalaron que el destino buscará reconquistar a turistas estadounidenses y atraer a más viajeros locales.

4 No me gusta4

La lenta reactivación del turismo a raíz de la contingencia sanitaria en Los Cabos ha llevado a la región a crear nuevas formas de promoción tanto en el extranjero como a nivel nacional.

En abril de 2020, el flujo de visitantes se desplomó casi 98% al recibir a poco más de 5 mil usuarios, cuando en el mismo periodo de 2019 fue considerado como el mayor destino de playa por pasajeros aéreos tras la llegada de casi 240 mil viajeros.

Ante tal escenario, el destino buscará reconquistar a turistas estadounidenses y atraer a más viajeros locales. Ambas alternativas tienen desafíos específicos, por un lado, en el mercado extranjero habrá que transmitir un alto grado de certidumbre, razón por la que el Fideicomiso de Turismo de los Cabos (FITURCA) invertirá 220 millones de pesos (MDP) en estrategias de promoción que inspiren confianza a los potenciales turistas, en términos de sanitización y salud.

En cuanto al turismo doméstico, podría representar mayor dificultad atraer a viajeros locales, debido a que Los Cabos no está posicionado como destino vacacional, explicó Rodrigo Esponda Cascajares, director de FITURCA, a diferencia, por ejemplo, de otras playas como Cancún o Puerto Vallarta. Sin embargo, se apostará por éste con la finalidad de compensar el desplome del turismo internacional, y estará enfocado a mercados como Guadalajara, Monterrey y la Ciudad de México.

Hasta el momento, el turismo en Los Cabos reinició actividades desde el pasado 15 de junio bajo un plan que contempla cinco fases de ocupación, que iniciaron con un 30% y que podrían pasar a un 80% en la última etapa a finales de 2020.

/Con información de Expansión./