FUNO ha logrado en cinco años lo que muchos Real Estate Investment Trust (Reits) tardaron 30 años. Sin embargo, pocos saben que esta historia pudo no haber existido.

La historia del nacimiento de Fibra Uno (FUNO) se asienta en un objetivo muy particular de sus fundadores: Mejorar el sector inmobiliario de México.

“Cinco años son solo un buen principio, pero lo mejor está por venir, lo mejor está en el futuro”.

La estabilidad económica del país, la demanda de los inversionistas y la oferta del mercado inmobiliario contribuyeron para formar la base de la que surgirían los Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibras).

El gran complemento de la banca para financiar el desarrollo económico del país.