Es el referente obligado en el mercado de Fibras, su capacidad de innovación es incuestionable, pero necesita aplicarla también en el management para continuar como el favorito de los inversionistas.

Entre ellos se encuentran desde temas legales hasta de operatividad del mercado y administrativos, todos necesarios para apuntalar este segmento.

Las personas físicas no pueden invertir directamente en Fibras aunque tienen la opción de incluir este vehículo en sus portafolios de inversión a través de cuatro fondos especializados que hay en el mercado.

No es una acción y tampoco es un título de deuda, es un vehículo que combina lo mejor de dos mundos para los inversionistas: ganancia de capital y dividendos.

Detrás de un excelente vehículo de inversión hay un gran equipo de management con el expertise necesario para crecer, innovar y marcar tendencia.