Los Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibras) han alcanzado un portafolio superior a las 1,600 propiedades industriales, comerciales, corporativas y hoteleras, con un Área Bruta Rentable (ABR) que supera los 21 millones de metros cuadrados a marzo de 2018.

Las Fibras no solo han transformado al sector inmobiliario, sino también al mercado de capitales. Se han convertido en un poderoso vehículo para canalizar liquidez al sector Real Estate de arrendamiento en México.

Los Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibras) cumplen siete años de vida, periodo en el que se observa una rápida evolución que hoy nos permite contar con vehículos con un alto nivel de profesionalización.

El mercado de Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibras) se ha convertido en un brazo financiero importante para apostar al desarrollo inmobiliario del país. Estaba integrado por 12 emisoras hasta abril pasado, pero pronto serán más, y en su conjunto acumulan un portafolio superior a los 1,500 inmuebles.

El mercado mexicano de Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras) apenas cumplió siete años y la tendencia se dirige hacia la especialización, más que a una tendencia general.