El Distrito Federal experimenta contradicciones en su desarrollo urbano producto de los distintos criterios aplicados en su historia, es necesario crear consciencia de que el crecimiento poblacional tiene límites y que no habrá servicios capaces de satisfacer la demanda.  

Siempre será difícil tener una perspectiva única de lo que una ciudad como el Distrito Federal necesita para evolucionar en el corto, mediano y largo plazo. Hoy buena parte de la ciudad está en obra, algunas claramente visibles y otras no tanto, pero que redundarán en beneficios de la población.

El Centro Histórico tiene un valor inigualable, sin embargo a partir de los años 50 del Siglo XX comenzó a presentar signos de deterioro y es hasta a principios del Siglo XXI que gobierno, sector privado y sociedad civil decidieron sumar esfuerzos para cambiar la situación.

Se les ha puesto varios nombres: ciudades "todo en uno" o Met DUIS (Desarrollos Urbanos Integrales Sustentables). En suma, estos proyectos son la propuesta que en los últimos tiempos ha hecho la Sedesol junto con 10 dependencias gubernamentales entre ellas Semarnat, Secretaría de Economía, CONAVI, Banobras, Infonavit, Sociedad Hipotecaria Federal y FONADIN (Fondo Nacionalde Infraestructura).

El eje más importante de una ciudad majestuosa llena de contrastes es siempre una problemática que requiere una estrecha colaboración entre autoridades, vecinos y promotores del desarrollo.