Tanto desarrolladores inmobiliarios y profesionales del diseño arquitectónico, como urbanistas, coinciden en que se requiere un cambio en el paradigma de las ciudades y Veracruz, una de las líderes en México, no es la excepción.

Puntualiza el trabajo que se ha realizado en la entidad para convertirla en un imán de las inversiones, lo que se refleja en el avance en desarrollos residenciales, comerciales, culturales y de servicios.

El uso del gas natural va en aumento, pues resulta menos contaminante y a un costo más competitivo que el combustóleo.

Nuevas edificaciones enmarcadas en reglas urbanas sustentables buscan atender la necesidad de una creciente población migrante y la de corporaciones globales, que adoptaron en su expansión a esta metrópoli verde.

Los problemas de movilidad urbana son uno de los más complejos de resolver; de ahí que es necesario contar con programas que verdaderamente lleguen al punto nodal de la situación.