La industria de la vivienda en México ha experimentado una gran profesionalización y un favorable proceso de transformación en los últimos 10 a 15 años.

En México se está lejos de de una burbuja inmobiliaria como la que se suscitó en el 2007 en Estados Unidos.

Son cinco los estados que concentran cerca del 50% del total de inventario de vivienda nueva en el país.

El aumento de subsidios, aunado a reglas más convenientes y un nuevo panorama financiero, representan nuevas oportunidades para impulsar el sector de vivienda en México.

La mayor detonación de crecimiento inmobiliario que ha tenido el estado en sus últimos 10 años, se presenta en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, la cual está flanqueada por los municipios de Medellín y Alvarado, mejor conocida como la Riviera Veracruzana.