Esto, a diferencia del crédito al consumo y empresarial, cuya cartera de crédito sigue reportando contracciones a tasa real.

13 No me gusta0

El portafolio hipotecario de la banca sigue siendo el de mejor desempeño dentro del crédito que ofrece la banca al sector privado, el único con crecimiento.

Información del Banco de México (Banxico) indicó que el saldo de la cartera a la vivienda se ubicó en septiembre en  un billón 51 mil 800 millones de pesos (mdp), para un incremento real anual de 3.3 por ciento.

Dicho desempeño estuvo determinado por un incremento de 4.6% anual en la cartera de crédito en la vivienda media y residencial, a diferencia del de vivienda de interés social que se contrajo -16.1 por ciento.

A lo largo del 2021 el crédito hipotecario ha tenido el mejor desempeño de la banca y se prevé que tenga un buen cierre de año, cuando cíclicamente suele tener su mejor desempeño del año.

Un análisis de Banorte señaló que “pensamos que la aceleración podría estar relacionada a la mejoría en torno a la pandemia, con la confianza regresando gradualmente y apoyando un mayor consumo de las familias. No obstante, continúa limitado por retos en el mercado laboral y sobre el dinamismo de la economía en general”.

Agregaron que “la vivienda probablemente será más estable, aguardando más información sobre sus determinantes de mediano y largo plazo”. Consideran que un elemento determinante será el empleo.

Al respecto, un análisis de Intercam indicó que los créditos a la vivienda representan el 22.5% de la cartera vigente y siguen mostrando crecimientos.

“Conforme el costo de las hipotecas suba, los altos precios de los materiales hagan efecto y la base comparable se torne más difícil de superar, la tendencia se va a normalizar. No obstante, consideramos que esto no sucederá pronto. Mientras tanto, el sector inmobiliario en México sigue nutriéndose de una alta demanda, una sobreoferta y fácil adquisición”.

A diferencia del portafolio hipotecario, el crédito al consumo reportó una contracción de -4.8% anual en septiembre, mientras que la cartera empresarial cayó -11.9 por ciento.

Los analistas de Banorte consideraron que el crédito al consumo mantiene las mejores perspectivas de recuperación. “A nivel sectorial, tanto los riesgos como las oportunidades difieren.

"Consideramos que, en el corto plazo, el crédito al consumo mantiene las mejores perspectivas, posiblemente avanzando ante: (1) Una mejoría adicional en torno al virus; (2) mayor optimismo de cara al periodo de compras del cierre del año; y (3) fortaleza en las remesas”.