Caxxor Group ha detectado la necesidad de sofisticación en la integración de cadenas de valor, parques industriales integrados a los puertos, integración de tecnología, eficiencia de proyectos y regulación actualizada.

0 No me gusta0

Diferentes inversionistas internacionales apuestan por los puertos de México porque consideran que son puntos estratégicos para nuevas rutas marítimas y por el gran potencial de desarrollo que tienen; aunque observan importantes áreas de oportunidad para mejorar su operación cotidiana que, bajo políticas adecuadas, elevarían su potencial en los próximos años. Por ejemplo, Caxxor Group ha detectado la necesidad de sofisticación en la integración de cadenas de valor, parques industriales integrados a los puertos, integración de tecnología, eficiencia de proyectos y regulación actualizada.

Aunque ve a México como un punto logístico que abriría “una nueva era del desarrollo en América Latina”. Carlos Ortiz, CEO global de la firma -que aglutina a inversionistas norteamericanos, europeos, asiáticos y del Medio Oriente-, refiere que “hay interés de industriales, navieros e inversionistas por el país. Sin embargo, aún hay mucho que trabajar para que en México podamos posicionarnos como una potencia para los negocios internacionales”.

A esto ayudaría el ‘Programa Sectorial de Comunicaciones y Transportes (PSCT) 2020-2024’, que el gobierno federal anunció en julio; pues uno de sus objetivos se centra en el sistema portuario con énfasis en el sur del país. Principalmente, con la modernización de los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos y la construcción de un nuevo puerto industrial en Salina Cruz; junto con las modernizaciones de la carretera transístmica, de la vía férrea y del aeropuerto de Ixtepec, en Oaxaca. Todo esto como parte del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

Además el programa busca consolidar la red de infraestructura portuaria y a la marina mercante como detonadores de desarrollo regional, lo que se lograría “mediante el establecimiento de nodos industriales y centros de producción alrededor de los puertos”, además de la mejora en la conectividad multimodal. Y considera otros aspectos, como la limitada capacidad del sistema portuario para atender a buques de última generación o la baja contribución de los puertos al desarrollo regional y bienestar social.

Al respecto, el representante de Caxxor Group dice que en otras industrias, como el sector automotriz, han podido constatar oportunidades relevantes, pero expresó que “la integración logística es muy importante para que México pueda competir regionalmente y abrir nuevas oportunidades en el mundo”. Por lo que consideró que el PSCT es un buen paso, no solo con visión de suficiencia, sino estratégica. “El mundo logístico actual no se puede concebir sin la interacción multimodal, sin embargo pensamos que aún podemos ir más allá e impulsar a México como un referente global en materia logística”, señala Ortiz a Expansión.

De acuerdo con el PSCT un nuevo esquema de desarrollo regional, llamado Sistemas Intermodales Portuarios Costeros (SIPCOs), “subsanaría los desequilibrios actuales”. Estos esquemas, se basan en la conjunción de las regiones costeras con una vocación y características portuarias similares. También contemplaría la relación puerto-ciudad y las relaciones comerciales con otros puertos de la misma región. Además se realizaría un diagnóstico de la infraestructura disponible y la conectividad intermodal, y de su relación con el medio ambiente.

Para la empresa, el potencial logístico portuario podría aumentar hasta cinco veces en los próximos años, pero aun así se estaría a la mitad de lo que México puede lograr “con políticas públicas adecuadas y con una agresiva determinación para atraer inversión. Hay interés de industriales, navieros e inversionistas por el país. Sin embargo, aún hay mucho que trabajar para que en México podamos posicionarnos como una potencia para los negocios internacionales”, considera el especialista.