|  

El presidente Biden viajará a Uvalde el próximo domingo, para acompañar a las víctimas de la masacre y ofrecer algo de consuelo.

0 No me gusta0

 

Sin ningún cambio, la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA) continúa con sus planes para realizar mañana 27 de mayo en Houston, Texas, un evento de apoyo para el Partido Republicano, al que se prevé, asistirá el expresidente Donald Trump.

A pesar del ataque con una ametralladora el martes 24 a una escuela primaria que provocó la muerte de 19 menores y dos adultos en el estado, se espera que 55 mil personas asistan al evento, donde escucharán a Trump y legisladores republicanos de Texas, como el gobernador Greg Abbott y los senadores Ted Cruz y John Cornyn.

Mientras tanto, el presidente Joe Biden y su esposa viajarán a Uvalde el próximo domingo, con la intención de "compartir el duelo con esta comunidad que ha perdido 21 vidas”, dijo en un comunicado la Casa Blanca.

 

Michael Spies, redactor del portal The Trace, especializado en violencia con armas de fuego, sostiene que la convención de la NRA servirá como un “evento motivacional para sectores republicanos”, en el que se promoverá “una visión absolutista de la Segunda Enmienda”.

 

Spies dijo que la devoción del Partido Republicano al acceso a la compra de armas va más allá de la NRA, cuyo poder, sin embargo, se debilita.

El periodista mencionó que hay un fallo pendiente de la Corte Suprema que podría eliminar una ley de Nueva York que requiere que los propietarios de armas tengan un permiso para llevar armas de manera oculta.

 

Contradicen a Abbot

Ayer, el excongresista demócrata Beto O'Rourke interrumpió la conferencia donde el gobernador de Texas, Greg Abbott daba información sobre la masacre que dejó 21 personas fallecidos, en su mayoría niños de entre 8 y 11 años, en una escuela primaria.

Abbott ofrecía detalles sobre el presunto autor del tiroteo y daba la palabra a su segundo en la gobernación, Dan Patrick, cuando O'Rourke se acercó gritando al estrado desde el que hablaban, en el que hacía responsable al gobernador de Texas.

Posterior a la masacre, O'Rourke instó en Twitter a Abbott a que cancelara su participación en el evento de la NRA en Houston, donde también se espera que intervenga Ted Cruz.

 

 

En Texas, son numerosas las voces de los demócratas que se han alzado indignadas por el bloqueo de los republicanos a establecer un mayor control de armas de fuego.

En junio de 2021, Abbott firmó siete leyes que convirtieron a Texas en un santuario armamentista.

Las normas, que entraron en vigor en septiembre de 2021, permiten a los residentes de Texas portar armas de fuego en público sin necesidad de contar con un permiso, siempre y cuando sean mayores de 21 años.

 

/Con información de Democracy Now y El Sol de México/