El movimiento de baja inició en el segundo semestre de 2019; al parecer pesó más en la decisión la inflación arriba de su objetivo.

0 No me gusta0

El Banco de México mantuvo sin cambios su tasa de interés en 4.25%, siendo la primera vez que pausa el ciclo desde que inició el relajamiento en agosto del 2019, cuando la tasa se ubicaba en 8.25%, representando una reducción de 400 puntos base desde ese nivel.

Al permanecer sin cambios, la tasa de interés de México es la novena más elevada a nivel global en términos nominales, mientras que en términos reales registra una tasa de 0.16%, siendo la décima sexta más elevada.

Después del anuncio el tipo de cambio bajó rápidamente de 20.61 a 20.56 pesos por dólar. Sin embargo, en la sesión el peso muestra una depreciación de 0.30% o 6.2 centavos.

Puntos a destacar del comunicado:

Las expectativas de la inflación general para el cierre de 2020 se incrementaron, mientras que las de mediano y largo plazos se mantuvieron estables en niveles superiores a la meta de 3 por ciento.

Riesgos para la inflación:

A la baja:  i) un efecto mayor al esperado por la brecha negativa del producto; ii) menores presiones inflacionarias globales; y iii) mayores medidas de distanciamiento que reduzcan la demanda de bienes y servicios.

Al alza: i) episodios de depreciación cambiaria; ii) persistencia de la inflación subyacente en niveles elevados; y iii) problemas logísticos y mayores costos asociados a las medidas sanitarias.

El balance de riesgos alrededor de la trayectoria esperada para la inflación antes descrita es incierto.

La Junta de Gobierno decidió por mayoría mantener el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en 4.25%.

En el comunicado mencionó que fueron cuatro votos a favor de mantener sin cambios la tasa de interés y un voto a favor de recortar 25 puntos base. Cabe mencionar que,  las minutas de las últimas reuniones relevaron una postura divergente entre los miembros de la junta respecto al espacio para continuar con los recortes. La postura del Banco Central es respuesta a la evolución poco favorable de la inflación al ubicarse por arriba de 4% por tres meses consecutivos.