El peso cerró la semana con una apreciación de 2.25% o 46.2 centavos, cotizando alrededor de 20.11 pesos por dólar, tocando un mínimo de 20.0742 y un máximo de 20.5158 pesos.

0 No me gusta0

El desempeño del tipo de cambio durante la semana fue lateral, sin que se observara una tendencia clara. Desde el punto de vista técnico el tipo de cambio parece estarse consolidando en un canal entre 20.00 y 20.50 pesos por dólar, que está entre los escenarios optimista y neutral.

Debido a la consolidación del canal lateral, el peso cerró la semana como la segunda divisa más apreciada en el mercado cambiario, después de la lira turca que avanzó 3.52%. Después del peso, las divisas más apreciadas fueron el rand sudafricano con 2.18%, el real brasileño con 1.77%, el rublo ruso con 1.47%, el peso colombiano con 0.80% y la corona noruega con 0.44%. Algo que estas divisas tienen en común es que son de países productores de materias primas y en algunos casos productores de petróleo, en una semana en que los precios de la mayoría de las materias primas tuvieron un desempeño positivo.

El precio del WTI mostró un avance semanal de 9.14%, cotizando en 56.97 dólares por barril, mientras que el aluminio subió 1.92%, el cobre 0.82%, el níquel 1.91% y el acero 0.52%. También subieron los precios de los productos agrícolas como el café (+1.26%), el maíz (+0.37%), el algodón (+2.65%) y el azúcar (+3.73%). El alza en los precios de las materias primas está sustentada en la expectativa de una recuperación económica global con la disponibilidad de vacunas.

A pesar de que las vacunas se están distribuyendo con mayor velocidad en economías avanzadas, es probable que la recuperación de este grupo de países eleve la demanda por importaciones de materias primas, beneficiando las exportaciones de economías emergentes. Es importante recordar que las principales exportaciones de México son productos manufacturados, no materias primas. Sin embargo, hay optimismo con respecto a la recuperación económica de Estados Unidos, país al que México envía el 80% de sus exportaciones.

Otros mercados financieros también se mostraron optimistas con la publicación de indicadores económicos en Estados Unidos, principalmente los indicadores ISM de manufactura y servicios que siguen mostrado una recuperación estable, y la disminución semanal de las solicitudes iniciales de apoyo por desempleo. Otro factor que alimenta el optimismo en los mercados es que en Estados Unidos el Senado ya aprobó la propuesta de la resolución presupuestaria, con una votación de 51-50 contando el voto de la vicepresidenta Kamala Harris. Lo anterior, eleva la probabilidad de que se apruebe el paquete de estímulos fiscales de 1.9 billones de dólares con una mayoría simple, sin necesidad de un acuerdo bipartidista.

En el mercado de capitales, los principales índices en Estados Unidos alcanzaron nuevos máximos históricos durante la semana y se observaron incrementos significativos a nivel global. En Asia el Nikkei 225 de Japón subió 4.03% en la semana, mientras que el Hang Seng de Hong Kong avanzó 3.55%. En Europa el FTSE 100 de Londres subió 1.28% y el DAX de Alemania subió 4.64%. Finalmente, en Estados Unidos el S&P 500 avanzó 4.65%, mientras que el Nasdaq ganó 6.01% en la semana, al disminuir la volatilidad asociada a la participación del mercado minorista.

En la semana comprendida entre el miércoles 27 de enero y el martes 2 de febrero, las posiciones especulativas netas a la espera de una apreciación del peso en el Mercado de Futuros de Chicago se ubicaron en 2,868 contratos, cada uno de 500 mil pesos. Es la primera vez desde el 8 de diciembre que las apuestas netas se inclinan a favor del peso mexicano.

En la semana, el euro tocó un mínimo de 1.1952 y un máximo de 1.2145 dólares por euro. Finalmente, el euro peso tocó un mínimo de 24.1453 y un máximo de 24.9989 pesos por euro.

Al cierre, las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 20.1080 pesos por dólar, 1.3736 dólares por libra y en 1.2047 dólares por euro.