La Corporación Interamericana de Inversiones (BID Invest) lanzará una oferta de bonos sociales con enfoque de género en la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), con el objetivo de recaudar hasta 2,500 millones de pesos, con un plazo de tres años, muestra el aviso al mercado.

7 No me gusta6

Con los recursos de la emisión se financiarán proyectos sociales elegibles bajo el Marco de Deuda Sustentable del BID Invest, que ayudarán a cerrar la brecha de género en la región de América Latina y El Caribe.

El documento abunda que los recursos de este bono de genero se desplazarán en un plazo de dos años. Los bonos, identificados con clave BIDINV1-21G, se colocarán a un precio nominal de 100 pesos. 

Esta emisión recibió la calificación “Aaa.mx” y “mxAAA”, por parte de Moody's y S&P Global Ratings, respectivamente. Las notas son el nivel más alto que otorgan las calificadoras y refleja la fuerte capacidad crediticia del emisor frente a otras firmas locales.

“La fuerte capitalización es una característica distintiva del perfil financiero de la BID Invest, necesaria para mitigar los riesgos de su cartera de préstamos e inversiones de capital”, dijo Moody's.

El banco de desarrollo multilateral, que promueve el desarrollo económico de países en América Latina y el Caribe a través del sector privado, ha diseñado el marco de deuda sustentable, alineado con los Green Bond Principles 2020, los Social Bonds Principles 2020 y las Sustainability Bond Guidelines 2018 publicados por la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA, por sus siglas en inglés).

Moody's espera que la emisión mundial de bonos etiquetados o sostenibles alcance un récord de 650,000 millones de dólares en 2021, un aumento del 32% con respecto al año pasado. Este total estará compuesto por aproximadamente 375,000 millones de dólares de bonos verdes, 150,000 millones de dólares de bonos sociales y 125,000 millones de dólares de bonos de sostenibilidad.

La calificadora considera que el continuo crecimiento en los volúmenes de bonos sostenibles en 2021 no solo es impulsado por más emisores que recurren a estos instrumentos para financiar sus planes de sostenibilidad, sino también porque los inversionistas exigen cada vez más bonos sostenibles etiquetados, bancos que buscan “enverdecer” sus prácticas de suscripción y préstamos y gobiernos que buscan cada vez más combatir el cambio climático.

El año pasado, la emisión de bonos sociales aumentó porque la pandemia destacó la necesidad de dirigir fondos hacia proyectos con beneficios sociales. 

Estos instrumentos de renta fija surgieron para financiar proyectos que tengan un impacto positivo en las comunidades.

El BID Invest financia empresas y proyectos sostenibles para que alcancen resultados financieros y maximicen el desarrollo económico, social y medio ambiental en la región. Tiene una cartera de 13,100 millones de dólares bajo administración y 385 clientes en 25 países.

La institución del sector privado del Grupo BID lanzó el mes pasado un bono inaugural de referencia de sostenibilidad con el que recaudó 1,000 millones de dólares, a través de una emisión de referencia a tasa fija, para respaldar su estrategia para reactivar el crecimiento en América Latina y el Caribe. 

El bono a cinco años ofreció un cupón anual de 0.625%, esto representa 25 puntos básicos por encima del Bono del Tesoro de Estados Unidos a 5 años. Esta emisión tuvo una fuerte demanda, con la participación de 45 inversionistas en todo el mundo y pedidos por un total de más de 1,460 millones de dólares, la cartera de pedidos más grande para un bono de BID Invest hasta la fecha.