La agencia mantiene la calificación soberana del país, pero señaló que existen probabilidades de ejercer una acción de baja en la calificación el próximo año.

La agencia calificadora Standard & Poor´s (S&P) bajó la perspectiva de la calificación de México de “estable a negativa”. fundamentando su decisión en una menor perspectiva de crecimiento económico del país, así como en los cambios en políticas públicas, principalmente del sector energético.

“Confirmamos nuestras calificaciones soberanas en moneda extranjera de largo y corto plazo de ‘BBB+’ y ‘A-2’, y en moneda local de ‘A-‘ y ‘A-2’, respectivamente de México y revisamos la perspectiva de las calificaciones de largo plazo a negativa de estable”, señaló un comunicado de la agencia.

Por el momento S&P mantiene la calificación soberana del país, pero señaló que existe un tercio de probabilidades de ejercer una acción de baja en la calificación el próximo año.

En particular, indicó que los cambios en las políticas del Gobierno para reducir participación de la iniciativa privada en el sector energético y otros proyectos, han propiciado una caída en la inversión y la confianza, lo que podría determinar un incremento en la deuda gubernamental y disminuir sus perspectivas de crecimiento del PIB.

“Esperamos que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador implemente políticas económicas pragmáticas que balanceen las prioridades sociales con la necesidad de mantener la estabilidad macroeconómica”.