Un análisis de Banco Base indicó que “lo anterior, fue resultado de una mayor recuperación de la demanda externa sobre la interna tras la apertura parcial de la economía local”.

0 No me gusta0

Durante junio, la balanza comercial de México experimentó un superávit histórico de 5 mil 546.7 millones de dólares (mdd) que se explica por un repunte de las exportaciones respecto a los dos meses previos como resultado de la reactivación de la demanda externa, principalmente de los Estados Unidos, y la fragilidad que mantuvo el mercado interno y que se reflejó en la debilidad de la demanda interna.

Un análisis de Banco Base indicó que “lo anterior, fue resultado de una mayor recuperación de la demanda externa sobre la interna tras la apertura parcial de la economía local”. Banorte señaló al respecto que “… este es el mayor superávit en la historia, explicado por la recuperación en las exportaciones que superó ampliamente a las importaciones tras la reapertura gradual de la economía en el mes”.

A pesar de observarse recuperación de las exportaciones e importaciones, en comparación anual las cifras continúan siendo negativas. Las exportaciones totales de junio (33 mil  076.5 mdd) decrecieron -12.8% anual y las importaciones (27 mil 529.8 mdd) cayeron -22.2% anual; comparativamente, en mayo las ventas al exterior se contrajeron -56.7% anual y las compras externas se desplomaron -47.1 por ciento.

Banco Base considera que “los riesgos a la baja del comercio persisten debido al repunte en el número de contagios en Estados Unidos a partir de junio, país destino de alrededor del 80% de las exportaciones totales. Asimismo, en México no se ha logrado controlar la pandemia, por lo que la reapertura económica es más gradual de lo esperado inicialmente, generando afectaciones en las cadenas de suministro ante limitaciones en la producción. Por otra parte, se encuentra el lado positivo relacionado con la entrada en vigor del T-MEC el 1 de julio, el cual ha generado interés por parte de empresas asiáticas para invertir en el país y aprovechar el tratado comercial”.

El análisis de Banorte indicó que “hacia adelante, creemos que este resultado es favorable para la dinámica de corto plazo, al menos hasta julio. No obstante, debemos mostrar cautela ya que sigue existiendo incertidumbre sobre el impacto del reciente aumento de casos en EE.UU., que podría tener un efecto adverso en el comercio”.