Ante la petición de la Secretaría de Economía, EU y México tendrán 75 días para solucionar la controversia; si no hay acuerdo, México solicitará un panel para resolverlo.

1 No me gusta0

La Secretaría de Economía (SE) de México solicitó que el 20 de agosto se inicien las consultas con Estados Unidos en materia de reglas de origen aplicables al sector automotriz de conformidad con lo establecido en el Artículo 31.4, en el apartado consultas, pertenecientes al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Las consultas constituyen la etapa no contenciosa del mecanismo general de solución de controversias que prevé el T-MEC.

Ante la petición, los gobiernos de ambos países tendrán 75 días para solucionar la controversia; en caso de quedar sin acuerdo mutuo sobre las disposiciones, México solicitará la realización de un panel para decidir el asunto.

De acuerdo a un comunicado de la dependencia, el gobierno de México buscará tener un mejor entendimiento de la aplicación de estas disposiciones por parte de Estados Unidos en el comercio automotriz y, por otro lado, defender los intereses de la industria nacional exportadora de vehículos al mercado norteamericano.

En la misiva que envió la titular de la SE, Tatiana Clouthier Carrillo, expresa que la petición es en relación a la interpretación del Artículo 3, sobre el valor del contenido regional para vehículos de pasajeros, camiones ligeros y sus partes, además del Apéndice 4-B sobre reglas de origen especificas para mercancías automotrices, y el párrafo 4 del Artículo 4.5, relacionado al valor del contenido regional.

En la carta dirigida a la Embajadora Katherine C. Tai especifica que tiene que ver “sobre la manera en que el gobierno de los EU, por su interpretación, está imponiendo ciertos requisitos a los productores de vehículos automotores que son incompatibles con el texto del T-MEC y los reglamentos uniformes”.

Como se recordaráa, desde el 26 de julio, Clouthier había expresado que “Somos tres socios, dos tenemos una misma interpretación y uno no (…) Entonces, alguien no está entendiendo bien las cosas y lo estamos invitando a que le dé una revisada”.

Según la entrevista dada a Expansión, se detalla que “si una de estas partes centrales usa un 75% de contenido regional y, por lo tanto, califica bajo este requisito, México y Canadá argumentan que el T-MEC les permite redondear la cifra al 100%, para luego ya realizar el cálculo más amplio del contenido regional general de un automóvil”.

Sin embargo, Estados Unidos rechazó esa interpretación que permite a las armadoras de vehículos no tener que invertir más en sus procesos para llegar a esa cifra, y argumenta que 75% es el porcentaje que se debería usar en el cálculo más amplio, “lo que dificulta alcanzar el umbral general libre de impuestos”.

Con información de Expansión y la Secretaría de Economía.