Las cifras anticipadas del crecimiento económico sugieren que se está moderando el ritmo de la recuperación económica.

0 No me gusta0

El Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) estima que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) tuvo en septiembre de 2021 un incremento de 5% respecto al mismo mes de 2020, además de un avance de 0.1% respecto a agosto, informó el  Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 

Asimismo, anticipa que la variación anual esperada de las actividades secundarias del noveno mes de este año es de 4% y para las terciarias de 6.1 por ciento. 

Un análisis de Banorte indica respecto al crecimiento mensual que “del lado positivo, la diminución en los casos de COVID-19 podría haber beneficiado a los servicios. Sin embargo, la industria permanece limitada, afectada por persistentes disrupciones a las cadenas de suministro”. 

También apuntaron que “creemos que esto se explica en su mayoría por dos factores: (1) Deterioro de la pandemia, tanto global como local; y (2) persistentes choques de oferta y otros temas (clima, accidentes en minería) limitando la producción industrial. Si bien el primero ha mejorado recientemente, el segundo parece haberse extendido…” 

Añadieron que estos resultados sugieren que el Producto Interno Bruto (PIB) habría crecido cerca de 0.6% en el tercer trimestre respecto al segundo, mostrando que la recuperación se extendió, aunque a un ritmo más moderado. 

Por su parte, analistas de Monex indicaron que el IOAE sugiere otra pausa de la economía. “De concretarse este resultado, los niveles de producción se ubicarían 2.3% debajo de lo registrado a inicios de 2019. Aunque en apariencia la brecha es menor, la falta de catalizadores inmediatos para superar contundentemente los obstáculos que se han presentado mantendría presiones a la baja sobre el crecimiento. Así, pensamos que la recuperación podría postergarse hasta abril o mayo de 2022, año en que estimamos que el crecimiento será menor al 3.0%”.