Guerrero, Nuevo León, Baja California y Tamaulipas gastaron más del 30% en traslados y viáticos de funcionarios públicos y menos en salud o justicia. 

1 No me gusta0

En plena pandemia del Covid-19, algunos gobiernos estatales de México gastaron más del presupuesto aprobado por los Congresos locales para 2020, por ejemplo, para traslados y viáticos de funcionarios públicos Guerrero (902%), Nuevo León (87%), Baja California (39%) y Tamaulipas (36%) dieron más del 30 por ciento. 

Según reveló el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en el año en el que inició la pandemia, los gobiernos no modificaron sus prioridades acorde a la coyuntura de la crisis de salud, lo que propició un mal uso de los recursos públicos y dejó sin atender las verdaderas prioridades. 

“Durante años, los estados han gastado por encima de lo aprobado en sus presupuestos, lo que implica un error de planeación presupuestal. En 2020, la crisis sanitaria y económica derivada del Covid-19 pudo haberlos obligado a gastar diferente. Sin embargo, no se detectó un reordenamiento en las prioridades”. 

En el 2020, los poderes ejecutivos estatales destinaron en promedio un 34% del total de sus recursos a educación, un 14% a salud y protección social en salud, y un 9% a seguridad pública y justicia. El resto de los recursos fueron a turismo, transporte, comunicaciones, ciencia o protección ambiental. 

Así, las entidades gastaron 2% menos en salud en comparación con el 2019, otros recortes se dieron en educación (-2%) y seguridad pública y justicia (-6%). De forma general, los gobiernos estatales tienen un cumplimiento de contabilidad gubernamental promedio de 87 por ciento.  

En este sentido, Guanajuato, Jalisco, Quintana Roo y Yucatán cuentan con un cumplimiento de contabilidad gubernamental del 100%, mientras que Chihuahua observa el menor cumplimiento, con un 58%, señaló el ‘Informe Estatal del Ejercicio del Gasto (IEEG) 2021’ del IMCO.

 

 

Manuel Guadarrama, coordinador de Gobierno y Finanzas del IMCO, en el caso específico de Guanajuato, el gasto de 2020 en educación y salud fue 5% menor que en el 2019, mientras que el de seguridad y justicia fue 14% mayor en el mismo periodo. 

“Las diferencias más grandes entre lo que se presupuestó y lo que se gastó en el 2020 están en Quintana Roo (55%), Baja California (30%) y Oaxaca (20%). Un parámetro de variación aceptable es de +/- 15%; de lo contrario, se considera que hubo un error de planeación”.

Principales hallazgos:

-En educación, los 32 estados ejercieron 31,25 millones de pesos (mdp) más del presupuesto; Michoacán (19%), Tlaxcala (19%) y Zacatecas (17%) gastaron más.

-En salud y protección social ejercieron 26,25 mdp más; Baja California redujo su gasto en 18% en comparación con el 2019.

-A seguridad pública y justicia destinaron 18,369 mdp menos; Coahuila (62%), Nayarit (16%) y Tamaulipas (16%) tuvieron una variación más respecto al 2019, Chiapas redujo su gasto (46%).