Se ha debilitado un poco el consumo interno y se ve mayor afectación por los suministros de las cadenas de valor globales.

3 No me gusta0

La recuperación de la economía mexicana ha perdido dinamismo, por lo que ante la debilidad del consumo y la inversión, analistas de BBVA México ajustaron a la baja su perspectiva de crecimiento para el 2021 a 6% desde 6.3 por ciento.

Consideran que, en su escenario base, la recuperación continuará en el 2022 y prevén un aumento de 3.2%, fundamentado en un avance del consumo privado de 3.4% y de la inversión privada de 3.2%. "Se trata, sin embargo, de una recuperación gradual e incompleta, y menor a la observada en otros países de la región".

Durante la presentación del informe 'Situación México', correspondiente al cuarto trimestre de 2021, Carlos Serrano, economista jefe de BBVA, señaló que la economía mexicana se recupera de la crisis ocasionada por la pandemia del Covid-19, pero anticipa que sucederá de forma lenta e incompleta.

En la conferencia de prensa indicó que como resultado de la debilidad del consumo interno y el bajo crecimiento de la manufactura en el segmento automotriz, BBVA México revisó a la baja la estimación de crecimiento para 2021 a 6.0% desde el 6.3% previo.

Asimismo, destacó que los datos más recientes del indicador de consumo Big Data BBVA Research (ICBD BBVA Research) “muestran una contracción del consumo privado en el 3T21 ante el desvanecimiento del impulso por la reapertura y el incremento de casos de la variante Delta (con efecto negativo sobre las actividades de los hogares).

Mencionó que la caída fue más pronunciada en el sector servicios, con sectores como hoteles y restaurantes -los más beneficiados por el impulso de la reapertura- "corrigiendo el rebote de 1S21 de una manera más drástica. En términos globales, el ICBD BBVA Research se contrajo (-)1.0% TaT (ae) en el 3T21".

Agregó que a la debilidad del consumo interno, se suma la prolongación de los cuellos de botella derivados del impacto que la pandemia ha tenido en las cadenas de valor globales. En particular, el sector de fabricación de equipo de transporte, automóviles,del país se ha visto afectado por la persistente escasez de semiconductores y otros insumos.

"Al mes de julio, la capacidad utilizada en la industria de vehículos ligeros se encontraba en un nivel cercano a 60%, 20 pp por debajo de su nivel pre-pandemia, y los datos más recientes de los indicadores PMI del sector manufacturero señalan que los tiempos de entrega de proveedores no han mejorado".

Por lo que respecta  a la inversión, el informe presentado mostró que los primeros datos del 3T21 se encuentran por debajo de lo previsto, tras el crecimiento de 11.0% registrado en la primera mitad del año.

Sin embargo, anticipó que la inversión retomará su senda de recuperación en 2022, a medida que el sector terciario cobre impulso por la mayor cobertura del programa de vacunación, con un efecto favorable sobre las actividades de hogares y empresas.