Los centros de distribución crecen en el Estado de México impulsados por el comercio electrónico y la cercanía de la entidad con la urbe más poblada del país.

1 No me gusta0

La demanda de espacios industriales en el Estado de México crece de forma significativa, por ahora, hacia el Arco Norte, pero la construcción del aeropuerto de Santa Lucía podría activar la carretera federal 57, rumbo a Santa Lucía, que se convertiría en la siguiente “frontera” del desarrollo de este tipo de espacios en la región.

El Norte de la Ciudad de México y su colindancia con el Estado de México, donde está el corredor Cuautitlán -Tultitlán-Tepotzotlán, que ahora se extiende a Huehuetoca- Teoloyucan- Arco Norte, “ha venido creciendo de manera sostenida en alrededor de 700,000 - 800,000 metros cuadrados anuales de absorción”, comentó Gerardo Ramírez, SIOR director Regional Industrial de JLL México.

“Hay mucha demanda, tanta que la desocupación anda por debajo del 4%. Lo interesante es que las rentas en la ciudad de México están presionando hacia arriba los precios. Hoy el costo por metro cuadrado anda en 6 dólares, y va creciendo. En 2018, era 15 % o 20% menor”, agregó.

La pandemia se convirtió en un “aditivo” para el “combustible” con el que ya venía avanzando fuerte el sector en esta zona, llamado comercio electrónico, explicó a Obras, el experto.