El informe “Impacto de la Crisis en el Sector Construcción” de la Cámara Guatemalteca de la Construcción, detalló que el sector será fuertemente golpeado.

0 No me gusta0

La pandemia del Covid-19, ha generado una fuerte crisis en varios sectores del mundo. En Guatemala, el sector construcción al igual que otras industrias, se ha visto afectado por las restricciones que se han implementado para frenar el virus, por lo que la mayoría de obras que estaban en proceso, se quedaron detenidas.

El informe “Impacto de la Crisis en el Sector Construcción” de la Cámara Guatemalteca de la Construcción(CGC), detalló que el sector será fuertemente golpeado después de haber experimentado en dos años consecutivos tasas de crecimiento sólido. "Las proyecciones indican que el 2021 sería un año de estabilidad y el 2022, de recuperación plena".

Asimismo, la CGC resalta que la caída en las ventas, la falta de liquidez y disminución de la confianza, también se fueron incrementando conforme las medidas del "Estado de Calamidad" iban modificándose, pero aun así, el sector de la construcción se perfila como uno de los pilares de la economía a corto plazo.

Según el Ingeniero Oscar Sequeira, vicepresidente de la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas (Anacovi) “el sector construcción puede generar entre 300 mil y 400 mil empleos en una situación normal, y estima que al reabrirse las actividades se podría generar como mínimo 100 mil plazas".

Por otra parte, el director de la Comisión de Estadísticas de la CGC, Fernando Estrada, dijo que “por cada 500 metros de construcción se generan 40 empleos directos y los trabajadores ganan más del salario mínimo”.

"Hasta mayo se tenía la proyección de 98 mil 522 trabajadores menos en comparación con el año anterior, por ello es necesaria la reactivación económica", puntualizó.