Un reporte de Bimsa indicó que este letargo representa un detenimiento de 104 mil 93 millones de pesos en la inversión.

1 No me gusta2

De acuerdo con un análisis -que considera 541 obras en la zona-, la construcción en el sureste de México ha sido la más afectada por la pandemia derivada del nuevo Coronavirus, ya que el 53.6% de la inversión retrasada en el país se encuentra en esta región.

El reporte ‘Impacto de la pandemia COVID-19 en el avance de obras’, de Bimsa Reports, indica que este porcentaje representa un retraso de 104 mil 93 millones de pesos (mdp) en la inversión, distribuida en Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Cabe destacar que el total de la inversión retrasada en el país asciende a 194 mil 116 mdp. Las obras de infraestructura e industriales fueron las más afectadas en la región, con 94.93% de la inversión, que representa 5 mil 17 mdp. Y el retardo en la inversión en infraestructura es de 84.01%, para 85 mil 610 mdp.

En cuanto a vivienda, hay una demora del 51.51%, mientras que en edificación el porcentaje es del 31.89%. El monto por retraso en vivienda y edificación asciende a 12 mil 240 mdp y mil 226 mdp, respectivamente.