Esta demanda en contra del Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles se suma a la de Raúl Romero Zenizo, supuesto primer propietario de las tierras aledañas.

0 No me gusta0

La Inmobiliaria Zumpango reclama 71% de las 128 hectáreas de San Miguel Xaltocan, en Nextlalpan, Estado de México, donde se construye el nuevo Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles (AIFA). Alega que en 1976 compró 91 hectáreas de ese predio y que consta en la escritura 510 volumen 20, del notario público número 21, Genaro Billarent Romero, con sede en Tlalnepantla.

Esta demanda se suma a la de Raúl Romero Zenizo, identificado por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) como un primer propietario de las tierras que la dependencia declaró como terreno nacional el 26 de abril del 2019; igual que otra porción de 617 hectáreas aledañas a la nueva terminal aérea.

El 23 de abril de 1976, la inmobiliaria compró a Romero Zenizo 91 hectáreas de esos terrenos, divididos en dos predios, uno de 85 hectáreas y otro de 6 hectáreas. El impuesto por el traslado de dominio de ambos predios se hizo el 6 de mayo de 1976, ante la dirección general de Hacienda del gobierno del Estado de México.

De acuerdo con archivos consultados por Excélsior, la inmobiliaria Zumpango adquirió una parte de las 265 hectáreas que Romero Zenizo obtuvo en copropiedad con César Escobosa Bernal, Eduardo Medellín Cortazar y Genaro Escoboza Bernal, en enero de 1970, como consecuencia de una adjudicación por remate; avalada en la Ciudad de México

Según los planos de Sedatu, de las 745 hectáreas declaradas como terreno nacional, 128 se distribuirán para el aeropuerto y 617 para repartir entre 722 comuneros de San Miguel Xaltocan. Cabe indicar que la inmobiliaria solicitó un amparo ante la justicia federal que le fue concedido y se espera la audiencia constitucional, igual que en el proceso iniciado por Romero Zenizo, para determinar si los terrenos son propiedad privada o nacional.

En el caso de que el juez resuelva que es propiedad de la nación, los trabajos de construcción de la nueva terminal aérea seguirán adelante. Pero si reconoce la propiedad privada, se dejaría sin efecto la declaratoria de terrenos nacionales de abril de 2019 y la Secretaría de la Defensa Nacional tendría que expropiar esas propiedades y convendría con los propietarios la cantidad a pagar.

El millón 280 mil metros cuadrados de terreno que está en litigio tiene un costo comercial en el mercado inmobiliario actual de aproximadamente 384 millones de pesos, a razón de 300 pesos el metro cuadrado. Un paso adicional en este proceso, sería conocer qué extensión de terreno es propiedad de Romero Zenizo y cuál de Inmobiliaria Zumpango.