Posterior al conflicto, a cientos de trabajadores se les quitaron sus pertenencias, celulares y no se les permite la entrada a trabajar.

1 No me gusta0

Más de 500 trabajadores que laboraban en la refinería de Dos Bocas y quienes habrían participado en el pro para exigir aumento salarial, prestaciones y un sindicalismo transparente, no han podido acceder a laborar y además, les quitaron sus credenciales.

“Le dijimos al responsable de la obra que sí íbamos a trabajar, pero que (pagaran) los días caídos, pero ellos dicen que no (…) que teníamos que trabajar para que nos pudieran pagar”,  acusó uno de los trabajadores que no pudieron ingresar. 

Denunció además que les quitaron sus teléfonos celulares para borrarles videos y fotos, además de sus credenciales “No dejan entrar. No es justo, porque la culpa no es de nosotros, porque si estuvieran marchando bien las cosas con la empresa no hubiera estos paros laborales”. 

La CTM, como en los viejos tiempos 

En una entrevista nocturna, la diputada federal por Morena, Susana Prieto, aclaró que en el conflicto, está metida la CTM, que es un organismo del PRI. 

“El único que tiene un conflicto aquí es el líder de la CTM, que en este caso es Ricardo Hernández Daza, el secretario general del Sindicato de la Construcción, que de acuerdo con versiones de diversos sindicatos minoritarios, o versiones, no hay ninguna demanda por la titularidad ni nada; eso es lo que le han informado al Presidente”. 

Según la legisldora, los trabajadores de viva voz denunciaron que “desde que firmo mi contrato de trabajo –afirma- me dicen que pertenezco al sindicato de Hernández Daza. Y si no estás de acuerdo, no tienes trabajo”, pero agregó: “no hay sindicato corrupto sin empresa corrupta”. 

Aclaró que el conflicto nada tiene que ver con la Presidencia, ya que los trabajadores, no laboran para la Presidencia de la Republica, pero por ser obras emblemáticas del gobierno federal, de la autollamada Cuarta Transformación, “los trabajadores piensan que la obra es de él (de López Obrador)”. 

La representante de la Cámara de Diputados federal aseveró que aunque la empresa fue contratada por la Secretaría de Energía, a través de uno de sus contratistas, los trabajadores están pidiendo a gritos que el Presidente López Obrador intervenga a favor de ellos:

“Están haciendo un llamado de ‘voltee a ver. Tenga piedad de nosotros’, dijo, y sentenció “los trabajadores defienden al Presidente porque le tienen fe”.

Finalmente, la diputada se desmarcó de las versiones que la acusaban de traición a Morena y que estuviera detrás del conflicto laboral en una de las obras emblemáticas del Presidente Obrador.

 

El Dato:

La CTM fue el organismo de poder cupular más poderoso en México durante décadas. Sus líderes, bajo el amparo del ya fallecido líder Fidel Velázquez, operaron a favor del gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI), a través de huelgas, contratos, vicios corporativos y convenios laborales que mantuvieron con vida política al partido tricolor, en especial, al expresidente Carlos Salinas de Gortari.

 

Con información de El Universal y La Octava