|  

El gobierno federal y el gobierno estatal de Quintana Roo, anunciaron un Programa de Infraestructura para el Fortalecimiento de Cancún y Tulum,  en un evento  encabezado por el presidente López Obrador y Carlos Joaquín González.

1 No me gusta0

El anuncio consistió en la presentación de tres importantes obras de infraestructura. El Gobernador de la entidad, fue el primer orador y señaló que “en primera instancia, la renovación del bulevar Colosio, una obra extremadamente necesaria, una vía de acceso a la ciudad en donde transitan más de 70 mil vehículos diarios, que significa la salida de muchas y muchos quintanarroenses hacia sus trabajos en diferentes hoteles de la Riviera Maya”.

Se trata de la modernización de 11 kilómetros del bulevar Luis Donaldo Colosio, que incluye la mejora de bahías para el transporte urbano público, paraderos y alumbrado.

“Significa también la llegada de muchos visitantes y turistas que llegan del aeropuerto hacia la ciudad, o que van entre la ciudad de Cancún y la Riviera Maya, es decir una zona, una vía de gran afluencia turística y de también de importancia para los habitantes de Cancún y de Quintana Roo”, afirmó el gobernador.

Agregó que es una obra de gran trascendencia, “a la que hay que incluir también la prolongación de la avenida Chacmol, que permitirá el tener a través de la avenida Guayacán una vía alterna de acceso a esta misma zona que permitirá todavía una mayor fluidez en el tráfico vehicular hacia la zona de Cancún y del aeropuerto”.

 La construcción de la avenida Chac Mool será de 1.5 kilómetros al norte del entronque del aeropuerto.

Carlos Joaquín González expresó que son obras que “van de la mano con la construcción del puente de la laguna Nichupté, una obra que durante muchos años ha sido una solicitud de las y los cancunenses, de las y los quintanarroenses, que representa una gran inversión, una gran vía de acceso también hacia la zona hotelera y de la zona hotelera al centro de Cancún y que debo de mencionar algunas cosas que son muy importantes:

“El puente, que medirá 8.4 kilómetros sobre agua y cerca de cinco kilómetros más hacia el entronque con el boulevard Colosio, permitirá no solamente un tema de infraestructura y de agilidad para el tránsito vehicular, sino también para la protección civil de Cancún y de su zona hotelera”.

La construcción del puente vehicular Nichupté, tendrá una longitud total de 13.5 kilómetros que conectará la zona hotelera con el centro de Cancún.

El gobernador afirmo que “el proyecto no genera impactos ambientales en el área natural protegida, la libra totalmente, los Manglares de Nichupté, no los toca, y el sistema ambiental regional”.

Todo este proyecto también considera el crecimiento del área natural protegida del parque El Jaguar en Tulum, “que servirá seguramente para el disfrute de los visitantes, turistas, que le dará fortaleza a la imagen de Tulum, a los visitantes, a los turistas que ahí tenemos. Ayudará también a que el desarrollo urbano se dé con mucho mejor orden”, dijo Carlos Joaquín Gozález.

De esta manera, agregó, “la entrada a la zona arqueológica será mucho mejor, a través de espacios ambientales, de sitios que permitirá una forma de llegar mucho más digna, adecuada a esta maravillosa zona arqueológica que tenemos, y que viene a incrementar en más de 300 hectáreas el número que ya tenemos en el Parque Nacional de Tulum, y además agregar todavía más de mil hectáreas en otros sitios, en donde por ejemplo iba a ser construido el aeropuerto anteriormente y donde ya no se hará. Así que esto sin duda será muy importante”.