La ADI refrendó su compromiso de crecimiento frente a sus socios; Danhos se quedó con el galardón más importante de la Expo Desarrollo Inmobiliario.

La Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) concluyó la edición XVII de su evento anual Expo Desarrollo Inmobiliario The Real Estate Show 2019; el cual, se llevó a cabo en el hotel Westin de Santa Fe, un lugar donde autoridades y expertos de la industria inmobiliaria, economía y política, analizaron la coyuntura que atraviesa el país y las perspectivas que se tienen para el sector.

Entre las diversas ponencias, destacó la articipación de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y del secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer. Sheimbaum Pardo expuso su visión sobre cómo debe realizarse el desarrollo urbano el cual, dijo, debe ser a largo plazo y estar apegado a la normatividad.

Por su parte, Enrique Téllez Kuenzler, nuevo presidente de la ADI, tomó el micrófono y se manifestó sobre la visión y misión de la ADI por impulsar y acompañar los objetivos de crecimiento del país. Para ello, hizo un llamado a formar un frente unido entre Gobierno e iniciativa privada, con la intención de impulsar un desarrollo urbano ordenado, sustentable, resiliente e incluyente, que contribuya a la calidad de vida de los habitantes de todas las ciudades donde los miembros de la Asociación tienen presencia.

Durante la entrega de los Premios ADI a los mejores proyectos inmobiliarios del sector, fue ‘Parque Las Antenas’, desarrollo de Grupo Danhos, quien se quedó con el primer lugar. Y es que, su construcción pensada para albergar un centro comercial en los límites de Iztapalapa y Xochimilco, representa un impacto social y económico favorable para una zona con alta densidad poblacional pero con pocas opciones comerciales y de entretenimiento; el segundo sitio lo ocuparon GFA Grupo Inmobiliario y Thor Urbana, por el proyecto ‘Montage Los Cabos’, y la tercera posición fue asignada para Grupo Marhnos, por su proyecto ‘Nueva Ribera’, ubicado en Santa María la Ribera, en la Ciudad de México.

Entre la entrega de premios y las ponencias sobre el panorama económico y político del sector, un momento emotivo se vivió durante la conferencia, Guillermo Peñalosa, fundador y presidente de la organización ‘8-80 Cities’, pues se llevó una gran ovación de los presentes al tratar temas sobre la necesidad de desarrollar ciudades saludables; haciendo un especial énfasis en el derecho a la movilidad individual y la creación de espacios públicos que fomenten el uso del tiempo libre para mejorar la calidad de vida.

“Debemos dejar de hacer ciudades como si todo el mundo tuviera 30 años y fuéramos atletas, se debe priorizar a las personas, a los peatones y las bicicletas, ya que ninguna ciudad en el mundo ha resuelto el tema de la movilidad, pues siguen pensando en torno a los autos”.

En el panel Nuevos Polos de Desarrollo, Eduardo Sánchez Navarro, Director General de Grupo Questro; Abraham Metta, Director General de GIM Desarrollos, y Rogelio Jiménez Pons, Director de Fonatur, coincidieron en que el crecimiento y consolidación de proyectos inmobiliarios en distintos puntos del país deben darse de manera ordenada, sustentable y respetuosa del medio ambiente, para lo cual es fundamental el combate a la corrupción y que las autoridades vigilen el cumplimiento estricto de los planes de desarrollo urbano.

Por su parte, en materia política, los analistas Valeria Moy, Javier Tello y Héctor Aguilar Camín debatieron sobre el entorno político que ofrece actualmente México para los negocios, así como de las implicaciones que el modelo del nuevo gobierno, tendrá en el desarrollo económico del país. Finalmente, en términos de inversión inmobiliaria, Gene Towle, Socio Director de Softec, empresa dedicada a la investigación del sector, estimó que este año se dará una inversión de 562 mil millones de pesos, monto menor al de 2018. Expuso que, aunque es fácil ser pesimistas a corto plazo, las 17 ciudades que representan el 50 por ciento del PIB nacional, crecerán en los próximos años lo que, combinado con aumento de la clase media entre 1992 y 2016, permite prever una expansión del consumo en los próximos años y abre una oportunidad para el mercado de la vivienda.