La jefa de gobierno de la CDMX analizará la propuesta de la diputada morenista, Leticia Estrada Hernández, que prohíbe el arrendamiento de propiedades sujetos al régimen condominal con plataformas como Airbnb.

1 No me gusta1

Representantes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) buscan modificar el sistema de renta vigente en la Ciudad de México (CDMX). Y es que ahora la diputada Leticia Estrada Hernández presentó ante el Congreso local una propuesta que prohíbe el arrendamiento de propiedades e inmuebles sujetos al régimen condominal con plataformas como Airbnb.

La legisladora presentó el pasado 15 de julio una iniciativa mediante la cual propone abrogar la Ley de Propiedad en Condominio de Inmuebles para el Distrito Federal y, en su lugar, expedir la Ley de Propiedad en Condominio de Inmuebles para la Ciudad de México. La iniciativa, turnada a la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana y Vivienda, detalla que los inmuebles privados no podrán ser utilizados para otro destino que el uso de suelo que se dictamine en cada propiedad en sus escrituras, lo que limitaría las operaciones de empresas de arrendamiento vacacional.

“Por ningún motivo podrán ser destinadas a hospedaje de carácter temporal como el que ofrece la plataforma Airbnb u otras modalidades semejantes en contravención a las normas condominales, de establecimientos mercantiles, sanitaria, de protección civil, permisos de uso de suelo, fiscal y demás”.

De acuerdo con la propuesta, a los dueños que provoquen un daño patrimonial al condominio, modifiquen el destino de la vivienda o invadan áreas comunes, “se les aplicará multa por el equivalente de 50 a 300 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México vigente”, es decir desde 4 mil 344 pesos hasta los 26 mil 64 pesos. Señala también que el gobierno de la CDMX no cuenta con un registro de personas e inmuebles que ofrecen este tipo de servicios y, al no tener un padrón, no puede haber supervisiones o verificaciones, lo que impide garantizar a usuarios mayor calidad.

En los inmuebles también se prohibiría realizar actividades de tipo industrial, comercial o de servicios en las unidades de propiedad de uso habitacional. Asimismo, se plantea la prohibición de actividades que afecten la tranquilidad de los condóminos y poseedores, realizar obras en horario nocturno, además de acordar horarios para la actividad comercial e industrial. Así como realizar trabajos de mantenimiento en fachadas, áreas verdes y exteriores, sin haber sido aprobadas por una asamblea general.