El fideicomiso hotelero que opera bajo marcas internacionales, como JW Marriott registró ocupaciones superiores al 34% en los meses de febrero y marzo pasados.

0 No me gusta0

Los niveles de ocupación hotelera previos a la pandemia (registrados en el 2019), se recuperarán hacía el año 2023 en un escenario optimista, con las campañas de vacunación avanzando a nivel global y la economía en recuperación, así lo consideró Óscar Calvillo, director general de Fibra Inn.

El fideicomiso de inversión en bienes raíces (Fibra) del sector hotelero especializado en el hospedaje de viajeros de negocios cerró el 2019 con una tasa de ocupación de 58.9%, mientras que el 2020 terminó en niveles de 29.9%, lo que significó una caída de 29 puntos base año a año.

No obstante, el directivo del fideicomiso hotelero, que opera bajo marcas internacionales como JW Marriott, aseguró que en los meses de febrero y marzo pasados se dio un repunte importante, con ocupaciones por arriba del 34%, porcentaje que supera cualquier mes desde que inició la pandemia.

Recordó que en abril del año pasado las ocupaciones en sus hoteles eran del 13%, toda vez que menos de la mitad de sus unidades estuvieron abiertas.

Fibra Inn es propietario de 38 hoteles con 6,391 cuartos en operación.

“Algunos de nuestros hoteles ya tienen 90% de ocupación (sobre todo los que se ubican en el norte del país), ciertamente no es todo el portafolio, sería ideal, normalmente una muy buena ocupación está en niveles de 65 a 70% porque no en todos los días de la semana está lleno un hotel”, manifestó Calvillo al participar en una conversación virtual organizada por la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

El director de Fibra Inn explicó que mantener ocupaciones de entre 30 y 35% en este momento, cuando la pandemia continúa, es una buena señal porque indica que las cosas están mejorando y que las personas tienen interés en cerrar un negocio.

Calvillo consideró que en la primera mitad del año seguirán operando bajo retos importantes, sin embargo, hacia el segundo semestre el panorama es más optimista porque se espera que disminuyan el número de casos de SARS-CoV-2 en muchas partes del mundo, incluyendo en México; así como por el avance y la efectividad de la vacunación contra la Covid-19 en aquellas partes del mundo donde se originan la mayoría de visitantes a México y por último un clima más cálido durante la segunda mitad del año.

“Todo lo anterior hará que mejore la confianza del viajero nacional e internacional, y particularmente este último representa cerca de la mitad de los huéspedes en nuestros hoteles. Esto permitirá a la industria hotelera atender a una demanda reprimida que actualmente se encuentra en rezago”, opinó.

Abundó que el viajero americano representa más del 80% del huésped extranjero que llega a sus hoteles, por lo que el proceso de vacunación es relevante para que se sientan seguros al viajar y hospedarse en algunas de sus unidades, de ello dependerá también el avance en las tasas de ocupación para los meses siguientes.

Fibra Inn tiene actualmente en desarrollo tres hoteles, que añadirán 676 cuartos a su portafolio actual.