Los ingresos en el 1T21 sumaron 77.3 mdp, una caída de 83.7% en comparación con el 1T20, cuando sumaron 474,539 mdp.

2 No me gusta0

El cierre de inmuebles de Grupo Sports World (Sports World) en la Ciudad de México y del Estado de México (Edomex), por cerca de dos meses, afectó considerablemente sus ingresos durante el primer trimestre del 2021 (1T21), para sumar 77.3 millones de pesos (mdp) y una caída de 83.7 por ciento.

Los gastos de operación cayeron un 43.5% en el trimestre de referencia contra el periodo enero-marzo del 2020. Mientras que El EBITDA del 1T21 finalizó en -94.1 mdp, un -154.9% contra el 1T20, refirió la empresa a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

El número de clientes activos de la firma quedo en 51,827 al finalizar el 1T21, un 35.2% contra el 1T20, debido a la deserción atípica observada derivada de la emergencia sanitaria. Y los Ingresos por membresías y mantenimiento finalizaron en 58.6 mdp, -85.5% respecto al mismo periodo del 2020.

Fabián Bifaretti, director general de Sports World, refirió que durante marzo, especialmente en la segunda parte del mes, tanto el  nivel  de  reservaciones  para  asistir  a  los  clubes,  como  la  actividad comercial  mostró un mayor dinamismo, aún con el período de Semana Santa.

Añadió que las reservaciones netas alcanzaron el máximo histórico en el tercer mes del año,  “impulsadas  por  la  recuperación  en  la  confianza  de  nuestros  clientes, gracias  a  los  altos estándares sanitarios y de seguridad que se mantienen en todos nuestros clubes”.

Para analistas de Banorte, el EBITDA se ubicó en -94 mdp ante los menores ingresos y a pesar de los esfuerzos en control de costos y gastos. A nivel neto, refirieron, la emisora reportó una pérdida de 197 mdp, contra los -44 mdp del trimestre previo, derivado de la debilidad a nivel operativo.

“La caída más allá de la esperada en los resultados este trimestre pone de manifiesto la alta dependencia de la empresa a la evolución de la pandemia y las medidas sanitarias. Esto en un contexto donde aún existe incertidumbre  en  este  frente,  mientras  SW  deberá  seguir  adaptándose  a  un negocio  que  muy  probablemente  será  distinto  en la “nueva  normalidad”.