Los resultados reflejan la recuperación en el negocio inmobiliario tras las afectaciones por la pandemia, siendo la división industrial la más resiliente.

3 No me gusta1

Fibra Uno, el fideicomiso de inversión en bienes raíces más grande de México, presentó un reporte financiero con cifras positivas generadas en el segundo trimestre del año. Sus ingresos totales y el ingreso neto operativo (NOI) crecieron 23.0% y 30.7% respectivamente, dichos resultados fueron impulsados por un crecimiento en su área bruta rentable.  

En el documento disponible en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la empresa abundó que los ingresos totales (después de los apoyos que brindó a sus inquilinos por Covid-19) ascendieron a 5,285.5 millones de pesos de abril a junio de 2021 contra los 4,298 millones de pesos de iguales meses del 2020 y el NOI resultó en 4,241 millones de pesos frente a los 3,245 millones de pesos del periodo de comparación.

Funo destacó en su informe que la utilidad operativa neta y los flujos de operación (FFO) se ubicaron en 996.9 millones de pesos o un 30.7% más y 1,176.3 millones de pesos o 117.2% por encima del segundo trimestre del 2020, respectivamente. 

“El segmento industrial sigue manteniéndose muy sólido, en particular para el subsegmento logístico. Seguimos viendo una demanda creciente impulsada por la recuperación económica, la falta de penetración de la logística para terceros, el crecimiento del comercio electrónico, los enormes estímulos fiscales en Estados Unidos y las tendencias de “nearshoring” que benefician a México”, comentó en una carta a los inversionistas André El-Mann, director general de FUNO.

Mientras que en el segmento comercial, prosiguió el directivo, siguió observándose una clara recuperación del consumo y, por consiguiente, la demanda del espacio comercial se está recuperando a buen ritmo. 

En la división de oficinas hay desocupaciones, registrando una leve caída en la ocupación, aunque se espera cierta volatilidad en el corto plazo, por el “gran inventario disponible en la Ciudad de México”, donde se concentra la mayor parte del espacio, dijo El-Mann.

El reporte de Fibra Uno refleja una recuperación después de Covid-19. En cuanto a los factores asociados al crecimiento está el crecimiento de 4.2% en el espacio bruto arrendable, que tuvo un incremento en el sector industrial (4.1) y comercial (+2.15), (aunque un ligero ajuste en oficinas de -0.4%) y una tasa de ocupación de 91.8%, nivel ligeramente inferior en 200 puntos base contra el segundo trimestre del 2020”, señaló Ribverto Solano, analista del sector Fibras en Monex Casa de Bolsa. 

“Será esencial evaluar el avance de la pandemia ahora con el ritmo de contagios de Delta, ya que diversos estados de la República Mexicana se han modificado semáforos sin afectar al aspecto económico”, añadió el especialista. 

FUNO cerró el segundo trimestre del año con cerca de 10.8 millones de metros cuadrados de área rentable y con 661 inmuebles ubicados a lo largo de toda la República Mexicana, cuya tasa de ocupación fue de 91.8 por ciento.