Jugadores del sector opinan que este 2021 podría ser el mejor año para el sector de bienes raíces industriales en México. 

2 No me gusta1

Los fideicomisos de inversión en bienes raíces (Fibras) que rentan inmuebles para uso del sector industrial y logístico, conservan su resiliencia ante el actual repunte de los contagios por la variante Delta del coronavirus, beneficiados por el crecimiento del comercio electrónico, del llamado "nearshoring", así como de la recuperación en las distintas actividades económicas.

En ello coinciden jugadores y analistas del sector explicando que, debido al cambio en los hábitos de consumo de la población, derivado de las restricciones de movilidad por la pandemia, se aceleraron las compras en línea, lo que ha provocado un aumento por espacios logísticos para cumplir con la demanda de entrega de productos y en un menor tiempo.

“Los bienes raíces logísticos han sido la clase de activo preferida, atrayendo a nuevos inversionistas y desarrolladores a nuestros mercados (esto) nos lleva a pensar que este podría ser el mejor año para el sector de bienes raíces industriales en México y a nivel mundial”, consideró Luis Gutiérrez, director ejecutivo de Prologis Property México.

Enfatizó que “el interés continúo de las empresas que están reconfigurando sus cadenas de suministro (re ubicándose principalmente desde China el), los cambios estructurales derivados del comercio electrónico y el rediseño de inventarios de las empresas harán del 2021 el mejor año para los bienes raíces logísticos”.

Fibra Prologis es un fideicomiso con un ADN 100% industrial que ha consolidado desde el 2014 un portafolio de 206 propiedades que comprenden 3.7 millones de espacio industrial en renta. Mientras que un 70.3% de su renta neta efectiva la obtiene del alquiler del segmento logístico y el 29.7% restante de mercados de manufactura.

“Hacia el segundo semestre de 2021, mantenemos como atractivas a las fibras industriales, abrimos espacio para la recuperación paulatina del sector comercial, aunque dependerá del avance de la pandemia”, expusieron en un reporte Roberto Solano y Brian Rodríguez, analistas de Monex Casa de Bolsa.

Pablo Monsivais y Benjamin Theurer, especialistas de Barclays, coincide al decir que “el auge de la actividad del comercio electrónico está cambiando estructuralmente el mercado minorista de México. El "nearshoring"impulsará la demanda de bienes raíces industriales”.

“Con una demanda cada vez mayor y niveles de ocupación más altos en todos los ámbitos, prevemos que los precios de los alquileres aumentarán durante los próximos meses, especialmente en mercados con restricciones de terrenos como Tijuana”, proyectó el estratega de Barclays.

Un reciente análisis de la firma de consultoría inmobiliaria CBRE expone que las ciudades de Tijuana y Monterrey son las principales beneficiadas del nearshoring, al capturar 21 y 52%, respectivamente, de la demanda total en el año 2020.

Los especialistas de Barclays opinan que los fibras industriales que se están beneficiando de la tendencia actual del mercado inmobiliario de este nicho son Fibra Prologis, Fibra Uno y Fibra Macquarie.

Prologis es la mejor posicionada al participar tanto en el segmento industrial como el de comercio electrónico y en la segunda mitad del año continuará con su expansión, pues invertirá unos 70 millones de dólares para adquisiciones.

En tanto, los certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios (CBFI) de Fibra Uno cotiza en la Bolsa local con un descuento significativo (entre 40 a 50%) respecto a su valor en libros y Fibra Macquarie reporta tasas de ocupación saludables, con rentas que ha logrado mantener, destacaron en su reporte Pablo Monsivais y Benjamin Theurer.