De enero a septiembre, la contratación cayó 1.2%, con 239,350 m2, apenas superior a los 236,574 m2 del mismo periodo de 2020.

1 No me gusta0

La contratación de espacio de oficinas en Madrid, España, sigue a la baja, pues de enero a septiembre cayó 1.2%, con 239,350 metros cuadrados (m2).

Esta cifra es ligeramente superior a los 236,574 m2 contratados en el mismo periodo de 2020, el año del confinamiento derivado de la pandemia del Covid-19.

Según datos de Cushman & Wakefield, el mercado de oficinas de Madrid no se está recuperando de la caída derivada de la crisis sanitaria.

Ya sea por el auge del trabajo en casa o por la incertidumbre que aún rodea a la recuperación económica, la contratación de espacios de trabajo está en mínimos. 

“Hay muchas operaciones a punto de firmarse y creemos que el último trimestre del año será realmente bueno y servirá para cerrar un ejercicio positivo”. 

En el 2019, la contratación de oficinas en Madrid se elevó a 509,834 m2, según la consultora, que recordó que en ese año dos operaciones atípicas añadieron más de 90,000 m2 a los datos finales. 

Mientras que la absorción bruta en el tercer trimestre de este año fue de 92,000 m2, un 8% más que el trimestre anterior y un 22% más que el mismo periodo del 2020.

Además, la zona exterior a la M-30 acumula el 70% de la absorción del año, reduciendo de esta manera su elevada disponibilidad, refirió una publicación de EjePrime. 

En Barcelona, en cambio, el escenario es muy diferente. A pesar de estar todavía lejos de los niveles preCovid, la contratación va a la alza. 

Así, en los nueve primeros meses del año, cerraron operaciones de alquiler de oficinas en la capital catalana por 228,300 m2, casi un 80% más que en los niveles de 2020. 

Las previsiones para los últimos tres meses del año también son buenas para Barcelona y, aunque no se llegará a los 327,561 m2 contratados en el 2019, sí se notará un gran repunte respecto al 2020. 

No obstante, el sector espera buenos datos de contratación en este último trimestre del año para la contratación de espacios en la capital española, que maquillen el resultado final del ejercicio.