|  

Otra razón para la instalación se debe a los bajos costos de producción en Ciudad Juárez, Tijuana, Reynosa o Piedras Negras.

2 No me gusta0

Debido a la crisis que afecta a las cadenas de suministro y que impacta en el movimiento de mercancías entre Asia y Estados Unidos, fabricantes construyen nuevas instalaciones en la frontera norte de México. 

En Ciudad Juárez, Chihuahua, el fabricante danés de dispositivos médicos Ambu A/S construye una unidad y Keeson Technology, productor de muebles chino, levanta una segunda a poco de abrir la primera. 

Boyd inauguró recientemente una fábrica y planea construir tres más, y la juguetera MGA Entertainment, también con sede en California, manufactura ya los Little Tikes Cozy Coupes. 

El ejemplo de lo que propicia la crisis en las cadenas de suministro lo tiene MGA, pues tiene 750 contenedores de juguetes atrapados en los puertos de Los Ángeles, en Estados Unidos. 

Fabricados en China, se suponía que los pequeños vehículos para usar en los pasillos estarían en los estantes de las tiendas estadounidenses para la Navidad.  

Isaac Larian, director ejecutivo de MGA, dijo que la planta de Juárez está enviando dos camiones cargados de juguetes a Estados Unidos cada día y ese número pronto aumentará a diez.   

Además, planea comenzar la construcción de una segunda fábrica en México el próximo año y empezará a trasladar parte de la producción china de MGA a estas plantas. 

Otra razón para la instalación de nuevas fábricas en la frontera se debe a los bajos costos de producción en Ciudad Juárez, Tijuana, Reynosa y Matamoros y Piedras Negras. 

Además, la tierra es abundante y la frontera está al lado, pues el Paso, Texas, está a menos de 16 kilómetros al norte de la mayoría de las nuevas plantas de Juárez.

Desde hace más de medio siglo, las fábricas de estas ciudades mexicanas han sido un engranaje clave en la cadena de suministro de Estados Unidos, situación que la pandemia aceleró. 

Para especialistas de Cushman y Wakefield, la ola de inversiones a lo largo de la frontera apenas comienza, por lo que es será “estructural y a largo plazo”. 

Para muestra, el 98% del espacio existente de naves industriales está alquilado, y el precio aumentó más de un 20% durante el último año, hasta alrededor de 5.25 dólares por pie cuadrado, dijo Intermex.

 

/Con información de El Financiero/