La planta armadora de BMW en San Luis Potosí se encuentra en la fase de preserie de fabricación de su icónico BMW Serie 3 con motor de combustión interna, luego de darse a conocer que se trasladaría parte de su producción a México.

La planta armadora de BMW en San Luis Potosí se encuentra en la fase de preserie de fabricación de su icónico BMW Serie 3 con motor de combustión interna, luego de darse a conocer que se trasladaría parte de su producción a México.

De acuerdo con información proporcionada por BMW Group Planta San Luis Potosí, la nueva sede entrará en operaciones a mediados de 2019; actualmente presenta un avance de 99% al cierre de 2018, tanto en infraestructura como en producción.

La ensambladora cuenta con un área de 300 hectáreas dentro del Parque Industrial Logistik, que cuenta con un sistema de producción innovador, la cuál será la más eficiente de la empresa en cuanto a uso de recursos, puesto que desde su concepción se aseguró que las instalaciones sean altamente sofisticadas, desde el punto de vista de calidad.

El clúster contará con 1,500 elementos capacitados que fueron contratados al cierre de 2018, además de que contará con 500 robots “los cuales realizan tareas complejas con la mayor precisión para el ensamble de los vehículos Sedan Serie 3”, expuso la armadora alemana a través de sus redes sociales, según destaca una nota de El Financiero.