Los dilemas que generaron para la industria mexicana el inicio de la administración de Donal Trump, parecen haber quedado en el pasado y se ha reactivado con fuerza la construcción de parques industriales. En Nuevo León, en particular, la firma de corretaje CBRE reportó al cierre del segundo trimestre 28 proyectos en construcción que representan 543,000 m2 de espacios Clase A en desarrollo.

Con una inversión de 300 millones de dólares de socios chinos y mexicanos, durante agosto iniciará la construcción del Hofusan Industrial Park, informó el subsecretario de Inversión y Fomento Industrial de Nuevo León, Samuel Peña Guzmán.

Con la llegada de la empresa Sistemas de Arneses K&S Mexicana de la compañía japonesa Sumitomo al municipio de San Felipe, en Guanajuato se han registrado inversiones que superan 11,000 millones de dólares, afirmó el gobernador Miguel Márquez Márquez.

Con el objetivo de brindar un nuevo enclave industrial para el occidente del país, el gobierno estatal de Jalisco dio el banderazo de inicio para la construcción del parque industrial Colinas de Lagos, en coparticipación con la empresa Lintel.

Durante el primer trimestre de 2017 se disparó la renta de naves industriales especializadas en logística por la gran demanda. Esta actividad —incluyendo nuevas contrataciones y renovaciones de contratos— creció en poco más de 63% en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), alcanzando 455, 225 metros cuadrados ocupados, informó la firma de corretaje Cushman & Wakefield.